Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 7:17

Ayuso y Sánchez en lucha por el abandono de la Sanidad

El presidente del Gobierno y la presidenta de la Comunidad de Madrid se han acusado mutuamente de mentir sobre la gestión de la sanidad madrileña. Isabel Díaz Ayuso intenta mantener el punto más débil de su presidencia de cara a las elecciones 2023, a pesar del aumento de las listas de espera en la sanidad pública.

La sanidad es una debilidad en la gestión política de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Esta debe mantenerla a flote hasta las elecciones autonómicas de mayo de 2023. Este punto vulnerable ha sido aprovechado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Sesión de Control de la Asamblea de Madrid de este jueves.

Sánchez ha asegurado que para realizarse una colonoscopia en Madrid hay que esperar un año. Sin embargo, la presidenta madrileña le ha acusado de mentir y fuentes del Gobierno regional han precisado que la media en la comunidad para hacerse una colonoscopia es de 64 días. También lo confirman los últimos datos del Ministerio de Sanidad, la espera son de 34 días para una consulta de cirugía general y digestiva, concretamente.

El presidente también ha acusado al PP de haber reducido el Estado de Bienestar mientras gobernó Mariano Rajoy. Incluso a Feijoo, de querer acabar con la sanidad pública, para lo que ha puesto como ejemplo la Comunidad de Madrid.

La respuesta de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, no se ha hecho esperar y le ha acusado de “mentir sobre la Sanidad Pública” madrileña. En su opinión, el jefe del Ejecutivo está “desesperado” y por eso utiliza la tribuna del Congreso de los Diputados.

“Los profesionales de la Sanidad Pública madrileña no se merecen esas faltas de respeto”, ha lanzado en la Sesión de Control de la Asamblea de Madrid en la que ha asegurado que no hay región socialista con “mejores datos” sanitarios que Madrid y especialmente en las listas de espera.

LAS LISTAS DE ESPERA HAN AUMENTADO UN 42% EN LA ERA DE AYUSO

Cuando Díaz Ayuso tomó posesión del cargo en el 2019, estrenaba su primer mandato con una lista de espera en la sanidad pública de un total de 623.490 pacientes. Todos ellos pendientes de una intervención quirúrgica, una cita con el especialista o una prueba diagnóstica. Ahora, tres años después, esta cifra ha escalado hasta los 886.686, lo que supone un incremento de un 42%.

Según los datos más recientes, pertenecientes al mes de agosto, en tan solo un mes la bolsa de personas que esperan ha aumentado en 52.000. De esta forma, la sanidad madrileña no parece remontar tras el suspenso de la actividad ordinaria al que le empujó la pandemia, tal y como ha indicado Sánchez en la Sesión de Control.

También han afectado los despidos durante la pandemia del COVID-19 de hasta 6.000 profesionales, que eran indispensables para reforzar las plantillas que habían mermando año tras año.

Sin embargo, sindicatos y asociaciones denuncian que esta no son las únicas causas. La contratación de seguros privados en Madrid se ha disparado durante la era de Ayuso, pasando de un 34,34% entre la población que vivía en Madrid en 2018, al 38,11% en 2021, casi cuatro puntos más, según los datos de la patronal del seguro privado Unespa.

Esto aumenta el entorno de inseguridad de Díaz Ayuso ante la gestión de la sanidad madrileña a pesar de haber controlado, por el momento, el número de pacientes en las listas de espera de operaciones quirúrgicas. Ahora habrá que esperar para ver cómo la presidenta de la Comunidad de Madrid soluciona este trámite de cara a las elecciones autonómicas en mayo de 2023.