Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 10:38

La estación de Begoña se renueva y se une a la remodelación del hospital La Paz

La Comunidad de Madrid inicia las obras de modernización integral y de acceso de la estación de Metro de Begoña (Línea 10) que mejorarán el acceso a los hospitales de La Paz y el Ramón y Cajal. Este proyecto coincide con la remodelación del hospital de la Paz, uno de los más ambiciosos en el ámbito sanitario madrileño, el cual no implicará que se detenga la actividad asistencial en el centro.

El comienzo de los trabajos en la estación de Metro de Begoña ha atendido a la demanda de los madrileños, que pedían desde hace meses el fácil acceso a la estación y a los hospitales cercanos para personas con movilidad reducida.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, Metro de Madrid y el Ayuntamiento de la capital ya han dado luz verde a este proyecto de reforma. Así lo ha avanzado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, tras visitar los trabajos. El objetivo de esta modernización es, fundamentalmente, favorecer el acceso de usuarios, trabajadores y vecinos del barrio de Fuencarral a los hospitales de La Paz y Ramón y Cajal. Para conseguirlo, la construcción se basará en la instalación de siete nuevos ascensores en los accesos cercanos a los centros hospitalarios.

Estos elevadores permitirán la entrada desde la calle y comunicarán los distintos niveles de la estación, de forma que los madrileños se podrán desplazar por los andenes de la Línea 10 sin la necesidad de utilizar las escaleras.

Junto con los ascensores, se implantarán pasillos de conexión que permitan disponer de recorridos plenamente accesibles. Metro ha llevado a cabo la planificación y el diseño de estos trabajos en coordinación con el propio centro sanitario de La Paz. Así aseguran que se cumplirán las necesidades de las personas que quieran acceder al mismo a través de las instalaciones del suburbano.

EL OBJETIVO: LA MOVILIDAD REDUCIDA

El diseño de este proyecto incluye la construcción de dos nuevos vestíbulos que se enlazarán con el nivel intermedio, que ya existe en la estación. Esto supondrá un aumento de la superficie total que abarcará más de 1.000 metros cuadrados.

El objetivo que persiguen todas estas acciones es facilitar el transporte público a todos los viajeros, especialmente, a aquellos con movilidad reducida. Se trata de una actuación muy demandada por la cercanía a los dos centros sanitarios públicos de referencia en la región.

Dentro de las mejoras de capacidad y seguridad vial del complejo, al mismo tiempo, el intercambiador de Valdebebas y la prolongación de la línea 11 de Metro, darán cobertura a la zona del Hospital Zendal. Para la Comunidad de Madrid estas construcciones favorecen el desplazamiento del 25% de los pacientes que tienen que moverse desde otros puntos de la capital.

EL FUTURO PRÓXIMO DE LA PAZ

Con la renovación de la estación de metro de Begoña se permitirá el acceso para personas con movilidad reducida a los tres recintos del complejo: La Paz, Carlos III y Cantoblanco.

En concreto, la Paz realiza cada año más de un millón de consultas y presta atención sanitaria a aproximadamente 230.000 pacientes en Urgencias y zona norte de Madrid. Constituye así uno de los centro de referencia nacional para múltiples patologías.

El comienzo de los trabajos de remodelación del hospital conllevará la demolición de los primeros edificios del complejo hospitalario y también el traslado de pacientes al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal. Este centro se construyó durante la pandemia con el objetivo de atender a pacientes COVID y evitar la saturación de pacientes en el resto de hospitales.

A pesar de que el proyecto es complicado técnicamente, La Paz no dejará de prestar servicio a los ciudadanos en ningún momento. La Comunidad de Madrid ha anunciado que parte de la actividad asistencial y algunos servicios, tendrán que ser trasladados temporalmente al Zendal.

Un papel muy importante es que el que cumplirá durante estos meses de reforma el hospital Isabel Zendal. Ruiz Escudero, respondiendo a quienes apuntan que el hospital de Valdebebas está desaprovechado, ha indicado que más de 100 personas se encuentran recuperándose en el pabellón destinado a cuidados post COVID. Junto a ellas, refugiados ucranianos y millones de personas que se han vacunado contra la COVID-19, lo han hecho en el Zendal.

Estas obras se incluyen en el Protocolo General de Actuación entre el Ayuntamiento de Madrid y el Servicio Madrileño de Salud para mejorar el entorno viario del Hospital Universitario La Paz. Este conjunto de reformas constituyen para Madrid un compromiso con la movilidad reducida y las necesidades de sus vecinos.