Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 22:24

Seis detenidos y desarticulado un taller textil clandestino donde se explotaban a empleados inmigrantes

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Policía Municipal de Madrid y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (IPTSS), han desarticulado un taller textil clandestino y arrestado a seis personas, entre ellas, un empresario por explotar laboralmente a sus empleados y promover la inmigración irregular.

En el lugar se localizó a diez trabajadores de los cuales cinco se encontraban en situación irregular en España y sin autorización para ejercer actividad laboral alguna, ha informado este jueves la Jefatura Superior de la Policía de Madrid y el Cuerpo Local en una nota de prensa.

Como consecuencia de las condiciones laborales de higiene y seguridad en las que eran empleados se detuvo al empresario, un ciudadano peruano de 56 años, como presunto autor de los delitos de favorecimiento de la inmigración irregular y contra los derechos de los trabajadores.

TRABAJANDO EN CONDICIONES INFRAHUMANAS

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron constancia de que se podía estar vulnerando los derechos laborales poniendo en riesgo la integridad física de los trabajadores de un taller del distrito madrileño de Carabanchel.

Durante la inspección, los policías accedieron al interior del taller donde se desarrollaban trabajos de costura y confección descubriendo a diez personas que trabajaban en condiciones infrahumanas. Todos son peruanos y seis de ellos se encontraban en situación irregular en España.

Además, se vulneraba las normas de prevención de riesgos laborales con la obstrucción del acceso al extintor, cables a la vista con evidente riesgo de provocar un cortocircuito, estanterías que llegaban al techo con numeroso material pesado y personas que podrían estar utilizando una pequeña estancia como lugar para pernoctar.

A la vista de todo lo anterior y teniendo en cuenta que los empleados no contaban con medida de seguridad alguna, se levantaron actas por infracción en materia de salud laboral, además tan solo dos de ellos estaban dados de alta en el régimen de la Seguridad Social. Por todos estos hechos fueron detenidos y puestos a disposición de la autoridad judicial.