Quantcast
lunes, 26 septiembre 2022 21:28

Así cambiará el transporte público en Madrid: adiós a los autobuses tradicionales

Madrid se ha propuesto mejorar la movilidad de los madrileños. Desplazarse en transporte público parece ser la opción más viable de cara al futuro. La subida en el precio de la gasolina y el diésel, junto a las duras restricciones impuesta a los vehículos de combustible, hace que usar el coche propio a diario sea una actividad de ”ricos” .

Es por ello que, muchos madrileños prefieren usar cada día el transporte público. Además, con el actual descuento en el precio de los abonos, el número de usuarios en los trenes y autobuses de la Comunidad de Madrid ha aumentado.

El futuro del transporte público madrileño es un tema que cobra un gran peso para el Gobierno autonómico. Y es que, a pesar de las múltiples quejas que hay a diario por parte de vecinos y turistas que hacen uso del Metro y los autobuses de la EMT, son muchos los que esperan con ansias la mejora de la conexión entre las diferentes zonas de la comunidad madrileña.

Así pues, la Comunidad de Madrid ya ha anunciado que contará con un nuevo sistema de autobuses eléctricos que tendrán preferencia semafórica y conectarán con los barrios del sureste de la capital. Estos autobuses permitirán conectar los usuarios con los barrios del sur de Madrid. Además, facilitarán los desplazamientos de los usuarios entre las paradas más próximas de los autobuses, Cercanías y Metro.

¿CÓMO SERÁN ESTOS NUEVOS MEDIOS DE TRASNPORTE? 

Los Buses de Uso Prioritario son un nuevo modelo que Madrid incluirá en su red de transporte público. Su uso será público y permitirá que un gran número de usuarios puedan emplearlo a la vez. Este mismo circulará en paralelo con las carreteras M-45 y M-50 y será un sustituto al Metro. 

No obstante, la idea de que el BuP llegue a los barrios del sureste parece que no ha terminado de agradar a los vecinos de la zona. Y es que, tal y como han reivindicado desde las redes sociales, no quieren un “bus quede un tour por barrios inexistentes”, sino la ampliación de las líneas del Metro.

Pero para la Comunidad de Madrid esta parece ser la opción más acertada para mejorar la red de conexiones y contribuir en conseguir una región libre de emisiones contaminantes. Estos vehículos se entrenarán por el momento en zonas del sur de la Comunidad de Madrid, como El Cañaveral y Valdecarros

Junto a estos distritos, Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales y parte de Vallecas se añadirán a la lista de zonas en donde sus vecinos podrán emplear esta nueva modalidad de autobuses. 

AMPLIACIÓN DE LAS LÍNEAS DE METRO

Por otro lado, de cara al futuro que tendrá el transporte público de la región madrileña, Isabel Díaz Ayuso, la jefa del Ejecutivo autonómico, ha anunciado que a finales de este mismo año se comenzará la prolongacón de la línea 11 de Metro, que finalizará en el año 2026. 

Además, el próximo año la línea 5 de Metro también se ampliará entre las estaciones de Alameda de Osuna y la nueva estación que tendrá lugar entre las terminares T1, T2 Y T3 del aeropuerto madrileño. 

NUEVOS INTERCAMBIADORES EN MADRID

Tanto los autobuses de la región como las líneas del Metro de Madrid no serán las únicas que tendrán cambios en los próximos años. Así pues, a la lista actual de intercambiadores de la Comunidad de Madrid se sumarán cuatro más

Estos nuevos intercambiadores se situarán en Valdepeñas, Conde de Casal, Chamartín y Legazpi. De este modo, el total de nueve intercambiadores dará lugar al nuevo Anillo Intermodal de Intercambiadores.

Para llevar a cabo todas estas obras se llevará a cabo una inversión de 177 millones de euros y contará con las últimas tecnologías “para contribuir a que el transporte público en la región sea cada vez más más eficiente, cómodo, rápido, accesible y seguro”, detallan desde la página web de la Comunidad de Madrid. .