Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 3:35

“Un clásico del verano”: así describe Villacís el problema que viven a diario decenas de madrileños

Ruido, descontrol, suciedad…el verano ha llegado a la capital madrileña y con él el ya conocido conflicto de las terrazas. Un enfrentamiento entre hosteleros y vecinos que parece no dar tregua y que cada año empeora más. Y es que, son muchos los vecinos de la capital que llevan años pidiendo que cesen los altos niveles de ruido durante altas horas de la madrugada.

La capital española cada verano se convierte en uno de los destinos favoritos de centenares de turistas nacionales e internacionales. Madrid es la quinta región del país en captación de gasto turístico en los primeros seis meses del año. Una cifra que deja entrever como los extranjeros ven en la ”ciudad que nunca duerme” un buen lugar en el que descansar y disfrutar durante el verano. 

Pero el problema llega para todos aquellos vecinos que residen de manera habitual en el corazón de la ciudad y viven cada calurosa noche de verano un auténtico ”infierno” debido a las terrazas de la hostelería. “La gente termina de cenar a las 23h, después de esa hora ya es copazo tras copazo, gritos y desmadre. Permitir que las terrazas cierren a la 1.30 en calles residenciales es inhumano”, explicaba un madrileño a través de su cuenta oficial de Twitter.

”NO HAY CIUDAD QUE NO TENGA UN PROBLEMA CON EL RUIDO”

Ante estas reiteradas quejas, la vicealcadesa del Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, alega que el problema es el déficit de policías en la capital, lo que impide que no se haga un seguimiento de los locales que incumplen la normativa vigente. Así pues, ha manifestado en una entrevista en TVE que la mayoría de hosteleros cumplen”, por lo que no se puede “juzgar a todos por cuatro que no lo hacen”. Por todo ello, describe como “un clásico del verano” el problema del “ruido y las terrazas” en la capital.

“No hay ciudad que no tenga un problema con el ruido. Hay terrazas que hacen ruido pero se ha acabado la prórroga, el tiempo que había (para adaptarse a la ordenanza de Terrazas modificada). Tenemos que reforzar las inspecciones para que tengan sus consecuencias”, ha explicado Begoña Villacís.

No obstante, aunque la vicealcadesa afirma que se trata de un problema de pocas terrazas, son muchos los vecinos de diferentes distritos del centro de Madrid los que se quejan del mencionado problema.

NUEVA NORMATIVA PARA LAS TERRAZAS

En los últimos seis meses el Ayuntamiento de Madrid ha abierto 150 expedientes a terrazas por incumplir las normas tras finalizar las autorizaciones Covid-19. Sin embargo, ahora tienen una nueva normativa a la que adaptarse. El pasado 1 de agosto terminó el plazo para que los hosteleros presentasen la documentación necesaria para adaptarse a esta nueva situación.

A partir de este mismo mes, las terrazas deben prestar especial atención a las distancias. Una nueva medida orientada para las personas con discapacidad visual, por lo que será el propio Ayuntamiento quien deberá verificar si se cumplen las pautas establecidas en la nueva norma para las terrazas.

Y es que, junto al problema de ruido generado por las mencionadas terrazas, son muchos los madrileños los que se quejan de que no se tomen medidas y no se restrinja el espacio que ocupan las mismas en las aceras de la capital. “Se supone que los peatones tenemos que compartir la calzada con los vehículos” expresaba un usuario de Madrid al observar las zonas peatonales de una céntrica calle de la ciudad repleta de sillas y mesas.

El ruido, la basura y el descontrol se han adueñado de los lugares más simbólicos de la capital. La capital triplicó el año pasado el número de quejas vecinales por ruido respecto al 2018. Unos datos que reflejan que el problema en lugar de solucionarse, cada día se agrava un poco más.