Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 21:55

Las calles Ponzano y Jorge Juan pasan factura al concejal Francisco Javier Ramírez

El Concejal Presidente de los Distritos de Chamberí y Fuencarral-El Pardo, Francisco Javier Ramírez, está “en la cuerda floja”. Situación provocada por los centenares de quejas de los vecinos de su distrito hacia su gestión. Falta de entendimiento que no será perdonada por Alfonso Serrano, que prepara ya su salida del Ayuntamiento de Madrid.

Decenas son las críticas y las denuncias que, desde hace tiempo, persiguen al concejal Francisco Javier Ramírez. Y es que los vecinos del distrito de Chamberí, así como de Fuencarral-El Pardo, no parecen estar satisfechos con la gestión del ya conocido como “concejal Desgracia” del Partido Popular.

Acumulación de basura en las calles del distrito. Terrazas que incumplen la normativa de protección acústica de la zona. “Mordazas” a las asociaciones de vecinos, que son silenciadas, así como sus propuestas, en los Plenos en los que interviene el concejal popular. Una situación que, de forma continuada, persigue a Francisco Javier Ramírez, sin que el concejal de confianza de José Luis Martínez-Almeida parezca inmutarse.

LAS QUEJAS DE LOS VECINOS, Y LOS PASEOS DEL CONCEJAL

Una de las quejas más recurrentes de los vecinos del distrito de Chamberí es, sin duda, la basura acumulada en las calles del distrito, uno de los más grandes de la capital española. “No hay más que dar una vuelta por Chamberí para ver que está lleno de mierda” lamentan desde la asociación de vecinos “El Organillo” de Chamberí, que critican el “silencio administrativo” del concejal.

Una queja que se repite en Montecarmelo, donde llevan años luchando por conseguir la creación de la nueva biblioteca municipal. “No hay comunicación” aseguran los vecinos contra Francisco Javier Ramírez, el cual, según estos vecinos, se niega a recibirles.

“Lo que tenemos no es un concejal, es una desgracia” destacan. Una queja que también se repite en la asociación de vecinos de la zona de Ponzano, donde el ruido de las terrazas se ha convertido en una cuestión internacional, ya que los vecinos han elevado las quejas ante la desprotección de la zona acústica a las entidades supranacionales ante el silencio de Ramírez.

Un silencio que no sorprende, sin embargo, a estas asociaciones de vecinos, que aseguran que el concejal popular está lejos de preocuparse por las molestias de sus vecinos. Así pues, según estas asociaciones, la única “preocupación” de Francisco Javier Ramírez son los bares de la calle Ponzano y de la calle Jorge Juan, que no sólo cuentan con su protección, sino también con sus muy frecuentes visitas.

ALFONSO SERRANO “ABRE LA PUERTA” A LA SALIDA DE FRANCISCO JAVIER RAMÍREZ

Algo que no ha pasado desapercibido dentro de la nueva ejecutiva del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Y es que, según deslizan fuentes cercanas del Ejecutivo popular a este diario, Alfonso Serrano ya tendría en el punto de mira al concejal, que podría dejar su puesto ante las próximas elecciones municipales de 2023.

Pocos son los deslices que parece estar dispuesta a aceptar la nueva Ejecutiva del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Una nueva etapa, con Isabel Díaz Ayuso al frente, en la que aquellos que no respondan al perfil que busca la presidenta popular parecen tener los días contados dentro de la formación. Al menos, en la región madrileña.

Y es en este aspecto en el que Francisco Javier Ramírez podría verse señalado por el secretario general del partido en Madrid, Alfonso Serrano. Por un lado, las continuas quejas de los vecinos, que hacen que la “mala fama” preceda al concejal. Por otro, las “acusaciones” de las asociaciones de vecinos, que señalan la ‘preferencia’ por los bares de la calle Ponzano y Jorge Juan de Ramírez. Calles que podrían ahora “pasar factura” al concejal que, según deslizan fuentes internas, está a punto de abandonar su cargo en los distritos. Una salida inminente que ni siquiera su cercanía con José Luis Martínez-Almeida podrá frenar.