Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 15:28

El Ayuntamiento “mira hacia otro lado” ante el lucrativo negocio de la compra-venta de la licencia del taxi en Madrid

Los taxis se han vuelto a colocar en el centro de atención de la capital española debido a su enfrentamiento con los Vehículos de Turismo con Conductor, más conocidos como VTC. Y es que los conductores del taxi siguen defendiendo su papel con la ciudad frente al servicio privado. Una defensa en la que, sin embargo, evitan mencionar la peculiar “compra-venta” que se produce con las licencias del taxi en Madrid.

Hace algunos años, buscar un “chófer” para recorrer Madrid implicaba, sí o sí, encontrar uno de los conocidos coches blancos del sector del Taxi en la capital española. Algo que cambiaba drásticamente con la llegada de las diversas empresas de VTC, de coches negros en su mayoría, que ofrecían prácticamente el mismo servicio… pero visiblemente más barato en ocasiones.

Llegada masiva de estos vehículos privados con conductor que incendiaba al sector del taxi, que no ha dudado, desde entonces, en defender sus derechos y privilegios como servicio público de todos los madrileños. Un enfado que llevaba a los taxistas, en estas últimas semanas, a volver a reivindicar que se cumpla el porcentaje de 30 licencias de taxi en Madrid por cada licencia de vehículo de VTC.

LA PIEDRA EN LA “RUEDA” DEL TAXI EN MADRID

Una normativa que, desde el sector del taxi, se ha intentado conseguir que se cumpla a través de Ayuntamiento y de Comunidad de Madrid, contando con el apoyo de muchos ciudadanos. Sin embargo, parece que no todas las normativas son aceptadas de igual modo por los profesionales del taxi.

Y es que cabe recordar que el servicio de taxi es un servicio público. Algo que implica que la licencia para convertirse en un “peseto” la tiene en Ayuntamiento de Madrid. Así pues, es el Consistorio madrileño el que otorga estas licencias, por un precio asequible, y únicamente teniendo que cumplir ciertos requisitos.

Unas licencias que son otorgadas a los taxistas quienes, al jubilarse, deberían “devolverla” al Ayuntamiento para el trámite correspondiente de nueva adjudicación. Una devolución que no sucede, ya que, tras jubilarse, muchos son los taxistas que, o bien legan la licencia y el taxi a sus hijos, o bien venden su licencia de taxi.

UNA COMPRA-VENTA “PERMITIDA” POR EL AYUNTAMIENTO

Así pues, y tal y como se puede comprobar en diferentes portales web, muchas son las licencias de taxi que se ofrecen a compradores. Licencias, en su mayoría, puestas a la venta por la jubilación de su actual dueño.

Una venta de la licencia de taxi que supera, en muchos casos, los 100.000 euros en Madrid. Una cifra muy superior a la que se debería pagar al Ayuntamiento por la misma licencia. Pero lo cierto es que ya el Consistorio madrileño no concede nuevas licencias, debido a que el cupo está “lleno” por estas licencias que se traspasan entre familiares, o se venden al mejor postor.

licencia taxi

Situación ante la que, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid no se plantea actuar. Así lo ha podido comprobar Qué!Madrid.

“Desde el Ayuntamiento no se está haciendo nada porque esta práctica no es ilegal” responden desde el Ayuntamiento. En concreto, desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad dirigido por Borja Carabante. Palabras con las que queda comprobado que, a pesar de que en los últimos años las licencias de los taxis hayan incrementado su valor, hasta 2016, en un 503,7%, el Ayuntamiento no actuará sobre esta lucrativa compra-venta dentro del sector del taxi.

Compra-venta que provoca que no haya disponibilidad de nuevas licencias de taxi en el Ayuntamiento de Madrid y que, ante ello, muchos opten por una licencia de VTC. Una licencia que no sólo es más fácil de conseguir, sino que también ha acabado siendo mucho más económica que la del servicio público de Madrid.