Quantcast
lunes, 27 junio 2022 3:50

San Agustín de Guadalix “lucha” por la ampliación de la A-1: “los atascos no tienen signo político”

Madrid en hora punta. Y la nacional 1 de Madrid, que conecta los principales municipios del norte de Madrid, se convierte en un infierno. Algo que comprueban, día tras día, los habitantes de San Agustín de Guadalix. Sobre todo, los fines de semana, cuando los madrileños buscan refugio de la ciudad en los municipios del extrarradio, y la A-1 acaba colapsando sin remedio. Atasco continuo que el Gobierno de San Agustín de Guadalix espera eliminar, en acuerdo con la Comunidad de Madrid.

La zona norte de Madrid sigue creciendo, al igual que lo hace la región en todos sus aspectos. Un crecimiento que además, tras la pandemia del coronavirus y el confinamiento, ha sido especialmente relevante en los municipios del extrarradio de la capital española. Y es que muchos madrileños son los que han optado por buscar una residencia a las afueras de la ciudad, para disfrutar de todas las comodidades de Madrid, en equilibrio con la Naturaleza.

Sin embargo, esta tendencia hacia el extrarradio, en el caso de la carretera A-1, no se ha traducido en la mejora de las carreteras por parte del Gobierno de España. Algo que denuncia públicamente el gobierno de San Agustín de Guadalix, liderado por Roberto Ronda. Y es que los atascos afectan, y mucho, a este municipio. Unos atascos que deberían haber acabado ya, gracias a un anteproyecto aprobado ya hace más de un año… pero que sigue sin financiación estatal para su aplicación.

UN PRESUPUESTO PARA LA A-1 QUE NUNCA LLEGA

“La carretera pasa de cinco carriles, hasta el km 28, con tres de carretera y dos de vía de servicio, a dos de carretera. Es un embudo tremendo. Hay un anteproyecto, que viene de años atrás, pero que se aprobó otra vez en marzo de 2021, por parte del ministerio de transportes. En él, se aprueban la ampliación del tercer carril de la nacional 1 y la vía de servicio, desde el km 28 hasta el Kilómetro 42″. Así explica el alcalde de San Agustín de Guadalix, Roberto Ronda, a este diario, la actual situación de la carretera.

Un anteproyecto que, en efecto, “está aprobado”, pero que, actualmente “en los Presupuestos Generales del Estado, no está dotado económicamente”. Algo que implica que, a pesar de la insistencia del Ayuntamiento de San Agustín de Guadalix, desde el Gobierno nacional aún no se ha realizado “ninguna acción inminente, porque no hay dotación presupuestaria”. Algo que choca frontalmente con las afirmaciones del ministerio, ya que, según afirma Roberto Ronda, “cada vez que iniciamos una actuación municipal, nos aseguran que eso se va a ampliar”. Una ampliación que nunca llega, y que cada vez es más necesaria.

Y es que, tal y como destaca el alcalde de San Agustín en conversaciones con Qué!Madrid, lo cierto es que, “ya ha pasado la pandemia, llega el verano, y los atascos que se juntan, son una locura en ese embotellamiento”. Una situación que se podría solucionar en gran parte gracias a esta ampliación de la carretera. Ampliación que parece no llegar, a pesar de ser una promesa constante.

LA COMUNIDAD DE MADRID SE VUELCA CON SAN AGUSTÍN DE GUADALIX

Así pues, tal y como asegura Roberto Ronda, las promesas del Gobierno se mantienen, pero la dotación presupuestaria para el proyecto no llega.

“Sacaron una nota de prensa el ministerio en marzo del 21 en el que anunciaban la ampliación, y todos los beneficios que tendría. Pero se ha quedado ahí; han pasado varios meses y no hay cambios” lamenta el alcalde de San Agustín de Guadalix.

Y es que la realidad no puede ser más aplastante para todos los usuarios de la A-1. El anteproyecto de ampliación está valorado en cerca de 266 millones de euros. Una cifra que está muy lejos de la actual dotación presupuestaria del Gobierno para toda la infraestructura de carreteras nacionales de la Comunidad de Madrid. Así pues, esta dotación apenas llega al millón de euros. “Nos surgen las dudas de que tengan verdadera intención de acometer la reforma” nos reconocen desde el Ayuntamiento del municipio.

Unas dudas ante las que San Agustín de Guadalix cuenta con el apoyo directo y público de la Comunidad de Madrid. Algo que quedaba patente hace unos días, cuando el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, David Pérez, se comprometía a llevar el asunto a la Asamblea de Madrid, en un ejercicio de presión al Ejecutivo nacional.

“Lo que me transmitió el consejero, es que van a pelearlo, que van a llevar una instancia a la asamblea para forzar al Gobierno a que actúe, y confío en que así sea” ha asegurado Roberto Ronda. Actuación con la que se espera que, el año que viene, esta actuación en la A-1 sí esté reflejada en los Presupuestos Generales del Estado.

Una reivindicación ante la que Roberto Ronda también espera contar con el apoyo de otros municipios afectados por la A-1, en el caso de que vuelva a retomarse la plataforma de esta solicitud. Del mismo modo, también espera contar con el apoyo de la corporación al completo del Ayuntamiento, incluidos los partidos de la oposición. “El atasco no tiene signo político” sentencia Ronda.

EL TRANSPORTE PÚBLICO, CASI INEXISTENTE EN SAN AGUSTÍN

“La nacional-1 lleva muchos años abandonada. Es verdad que la zona norte tiene menos habitantes que otras, como en el sur, pero cómo se va a venir la gente a vivir al norte, si no tiene comunicaciones” ha lamentado el alcalde.

Unas comunicaciones que no sólo implican a la carretera, sino también al transporte público, prácticamente inexistente en todos los municipios a partir de San Sebastián de los Reyes. Algo que hace muy difícil el crecimiento de estos municipios.

“Recibimos comentarios de esto de los vecinos. Cualquier conversación con los vecinos sobre el estado del municipio, sobre el futuro… todos hablan del tema de los transportes. A la gente le gusta mucho San Agustín, pero ven un problema de futuro en el transporte público, ya que dependemos de los autobuses, y el tema de los coches cada vez está más complicado” nos destacan desde el Ayuntamiento.

Una realidad que contrasta con los deseos de muchos madrileños de “mudarse” a municipios como San Agustín de Guadalix, donde la demanda de vivienda, sobre todo tras la pandemia, no ha dejado de crecer. Algo que se nota en el sector, ya que apenas hay viviendas disponibles para la compra o el alquiler de la zona, que sigue experimentando un importante crecimiento de su población, a pesar de las dificultades del transporte. Unas dificultades que podrían estar cerca de llegar a su fin, tras la presión planteada hacia el Gobierno de España para que, definitivamente, acometa la necesaria reforma de la A-1.