Quantcast
jueves, 29 septiembre 2022 3:50

La DGT no tocará las etiquetas ambientales por el ‘infierno’ de la negociación con los fabricantes

Madrid está cambiando a pasos agigantados, apostando, de forma evidente, por convertirse en una capital ‘verde’. Un proyecto en el que acabar con las emisiones contaminantes se ha convertido en objetivo principal. Objetivo en el que Madrid cuenta con el apoyo de los fabricantes de coches, que apuestan cada vez más por modelos más ecológicos y eficientes, que reciben las etiquetas ‘ECO’ y ‘0 emisiones’ de Madrid. Etiquetas que no cambiarán con los tiempos, tal y como ha confirmado la propia DGT.

La capital española se está convirtiendo, poco a poco, en un paraíso del medio ambiente, y de aquellos que apuestan por una ciudad ecosostenible. Sin embargo, a la vez, se está convirtiendo en una verdadera pesadilla para muchos conductores de la Comunidad de Madrid. Y es que la apuesta de Comunidad y Ayuntamiento de Madrid por un transporte más respetuoso con el medio ambiente está provocando un verdadero ‘infierno’ de normas y prohibiciones en la conducción por la autonomía.

Así pues, al ya conocido como ‘Madrid Central’, que coincide con la almendra histórica de la capital, se unen las etiquetas ambientales que deben portar los vehículos que circulan por Madrid. Unas etiquetas que ‘premian’ a los coches menos contaminantes, a la vez que prohíben el paso de los menos eficientes ambientalmente a algunas zonas de Madrid. Algo que ha hecho que muchos conductores, en los últimos meses, hayan apostado por cambiar sus coches por modelos híbridos o eléctricos.

ASÍ ES LA NORMATIVA DENTRO DE MADRID

Cuatro son las etiquetas ambientales creadas en Madrid, en función del impacto medioambiental de los vehículos. La más eficiente es la etiqueta ‘Cero Emisiones’, de color azul Una etiqueta que reconoce a los coches “más eficientes”. Entre ellos, “los eléctricos de batería, los eléctricos de autonomía extendida, eléctricos híbridos enchufables con una autonomía de 40 km y los vehículos de pila de combustible”.

Por su parte, la etiqueta ECO distingue a “los eléctricos enchufables con autonomía inferior a 40km, híbridos no enchufables, vehículos propulsados por gas natural y gas, o gas licuado del petróleo”.

Etiquetas que son las que gozan de más derechos en las calles de Madrid. Entre ellos, aparcar gratuitamente en la zona SER, o circular por el carril de Bus VAO.

Las otras dos etiquetas, la ‘C’ y la ‘B, implican a vehículos gasolina o diésel que cumplen, o bien con las emisiones EURO, o con las anteriores, en el caso de la etiqueta B. Aquellos vehículos que no tengan estas condiciones, no tienen etiqueta, al ser altamente contaminantes. Algo que les prohíbe el paso a la ciudad.

LAS ETIQUETAS NO CAMBIARÁN, SEGÚN LA DGT

Sin embargo, según avanzan los meses, los fabricantes de vehículos desarrollan cada vez más tecnologías más respetuosas con el medio ambiente. Algo que hace que los coches sean cada vez más eficientes, y menos contaminantes. Lo que, a su vez, hace que muchos conductores se planteen si comprarse un coche híbrido.

Y es que, ante los avances en los coches eléctricos, muchos son los que dudan hasta cuándo los coches híbridos, aún dependientes de sistemas de combustión diésel o gasolina, tendrán los ‘beneficios’ de circulación dentro de Madrid. Y es que el desarrollo de los eléctricos podría acabar provocando que los híbridos dejen de contar con etiquete Cero Emisiones o ECO, por lo que dejarían de ser tan ‘prácticos’ dentro de la ciudad de Madrid.

Un temor ante el que la DGT, en conversaciones con este diario, ha sido contundente. “Ni a corto ni a medio plazo se plantea cambiar los parámetros de las etiquetas” nos han confirmado.

Así pues, las condiciones para conseguir las etiquetas ECO y 0 EMISIONES no cambiarán, al menos, en los próximos años. ‘Continuidad’ de los parámetros que se debe, tal y como señalan desde la DGT, al complicado proceso que conllevaría este cambio de parecer.

“Implicaría comenzar las negociaciones con los fabricantes, los ayuntamientos…” destacan desde la DGT. Un largo proceso en el que también intervienen las “normativas europeas”, y que no cambiará, al menos en Madrid, en los próximos tiempos. Algo que supone un gran respiro para los propietarios de híbridos, así como para sus fabricantes, que pueden contar con más ventas de este tipo de vehículos en los próximos meses, siendo una apuesta segura para poder circular por Madrid.