Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 18:14

El derbi madrileño: un partido centenario que se ha disputado casi 300 veces

El derbi madrileño es el gran día del fútbol en la capital. Este encuentro futbolístico enfrenta al Real Madrid Club de Fútbol y al Club Atlético de Madrid, los dos equipos de la capital. Con más de 100 años de historia, este encuentro se ha celebrado en 290 ocasiones habiendo ganado el Real Madrid 150 veces. No obstante, la rivalidad es tal que en 69 ocasiones el partido ha acabado en empate desatando el furor entre las aficiones que no se pierden esta cita.

Los partidos entre Real Madrid y Atlético dividen en dos la ciudad. El día del encuentro la tensión se apodera de la afición, los medios especializados realizan una cobertura especial y la capital se tiñe de duelo entre dos de los clubes mejor posicionados en La Liga española.

Pero el derbi madrileño no tiene fronteras y se ha celebrado en numerosos destinos de Europa. Los dos equipos han llegado a enfrentarse en finales de Champions que se celebraron en Lisboa y en Milán llevando el sentimiento atlético y madridista por todo el mundo. Sin embargo, es habitual que el encuentro se celebre en la capital en los dos estadios madrileños que han sido catalogados como cinco estrellas. Tanto el Santiago Bernabéu como el Wanda Metropolitano han sido recientemente reformados configurándose como dos templos mundiales del fútbol.

el derbi madrileño no tiene fronteras y se ha celebrado en numerosos destinos de Europa

El estadio del Real Madrid debe su nombre al jugador, entrenador y presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu. Sin embargo, muy poca gente sabe que jugó durante unos meses en el Atlético de Madrid, el eterno rival. Fue tras una disputa con la directiva del club blanco por la que optó por marcharse tras un breve lapso de tiempo al eterno rival antes de regresar de nuevo al equipo blanco.

Pero el encuentro entre clubes no acaba en los estadios y es que, dependiendo de quién haya ganado el partido, la fiesta se extiende hasta los dioses que custodian la capital. En caso de victoria del Atlético de Madrid, los colchoneros se trasladan hasta la Plaza de Neptuno donde visten al dios del agua con la enseña rojiblanca durante una multitudinaria fiesta. Por el contrario, si gana el Madrid, los merengues acuden en masa hacia la diosa Cibeles la cual no se libra de portar en su cuello una bandera del Real Madrid. Estos dos dioses, que yacen desde hace cientos de años en el corazón de la capital, han sido testigos de las victorias de los equipos madrileños desde hace más de cien años y solo la pandemia fue capaz de frenar la gran fiesta en las calles que hace la afición para celebrar el triunfo de su equipo. 

LOS COLORES BLANCOS Y ROJIBLANCOS

A parte de compartir un ilustre jugador, las equipaciones de ambos clubs coinciden en el color blanco. Además, los colores de ambos equipos son influencia de las vestimentas de otros equipos de existencia previa y han sido el motivo de diferentes motes hacia la afición.

En el caso del Real Madrid, la indumentaria blanca se debe al considerado mejor club amateur de la historia, el Corinthian de Londres y que precisamente vestía de blanco. Al Real Madrid se le conoce como el equipo merengue, por recordar a este dulce de color impoluto. Sin embargo, cabe destacar que curiosamente el Real Madrid utilizó medias oscuras hasta 1955.

El Atlético de Madrid arriesgó más e incluyó el rojo en su equipación. Los rojiblancos deben su gama cromática al vínculo con el Athletic de Bilbao, el equipo que decidió crear una división en Madrid que más tarde daría lugar al Atlético. Los vascos se inspiraron en las franjas rojas y blancas del Southampton inglés y fueron heredadas por el club madrileño. Esta combinación rojiblanca ha hecho que a los atléticos se les llame colchoneros, ya que antiguamente, las fundas de los colchones eran de rayas rojas y blancas.