Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 4:21

Joaquín Leguina, de tícket con Tierno Galván a expulsado por Sánchez

Joaquín Leguina bien puede representar el viaje ideológico del socialismo en las últimas décadas. Ha pasado de compartir el cartel electoral madrileño con Tierno Galván a acabar siendo expulsado del socialismo por el ‘sanchismo’ que representa el actual presidente del Gobierno. De la última fórmula ganadora del PSOE en Madrid, a no tener cabida en un PSOE al que pocos históricos de la formación reconocen.

El que fue el primer Presidente de la Comunidad de Madrid, uno de los máximos representantes del socialismo de los años 80 y primeros 90 ha sido expulsado como militante del PSOE, por reclamar el voto a favor hacia Isabel Díaz Ayuso, actual Presidenta de la Comunidad de Madrid, en las elecciones madrileñas de 2021.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, aseguró que la candidata del PP, era la opción “menos mala” para gobernar la capital. El PSOE no ha tolerado la voz crítica de Leguina, crítico con Pedro Sánchez y su política, hasta el punto de escribirle un libro, “Pedro Sánchez, historia de una ambición”, donde refleja las ambiciones personales y los errores cometidos por el actual presidente del Gobierno.

EL SÍ HACIA AYUSO

En mayo de 2021, la Ejecutiva Federal del PSOE abrió expediente de expulsión contra Joaquín Leguina y contra Nicolás Redondo Terreros, ex secretario general del partido en Euskadi, por su apoyo en la campaña de las elecciones autonómicas madrileñas a Isabel Díaz Ayuso.

Este procedimiento conlleva a la retirada del carnet, y esta tramitación es acordada por la Comisión de Ética y Garantías del partido. Afirman, que “es un órgano que vela por el cumplimiento de los derechos y deberes de los afiliados” y es realizado “con todas las garantías para los militantes”.

Esta decisión se tomo en abril cuando la actual Presidenta de la Comunidad de Madrid, Ayuso, visitara la Fundación Alma Tecnológica, y se fotografiara junto a ellos. Tras la apertura del expediente, Leguina aseguró si que finalmente era expulsado “recurriría la decisión de los tribunales”.

Y así es, Leguina, ha confirmado que “no se mantendrá callado” y que, “por supuesto hablaré con mis abogados y me defenderé”. “Yo no me voy a quedar callado, bajo ningún concepto” ha declarado.

En su defensa, el PSOE declaró que Joaquín Leguina, habría causado varias infracciones, por “menoscabar el prestigio y la imagen pública de los órganos colegiados del partido y de sus miembros” por los cuales, la decisión final ha llevado a la expulsión del partido. En el caso de Redondo Terreros, se han aceptado las alegaciones que presentó en la apertura del expediente y no ha sido expulsado.

LIDER DEL SOCIALISMO

Joaquín Leguina es conocido por ser uno de los máximos representantes del socialismo en la España de los 80 y 90. Fue Presidente de la Comunidad de Madrid durante doce años y antes concejal del Ayuntamiento de Madrid. Una figura que para muchos representa “la verdadera izquierda a diferencia de Pedro Sánchez”.

La actividad política de Leguina empezó en la universidad, donde pertenecía a grupos antifranquistas. No fue hasta las municipales de 1979 cuando salió elegido como concejal del Ayuntamiento de Madrid.

Madrid le acogió con los brazos abiertos y la capital le “obsequió” como presidente hasta en tres ocasiones, sin duda, se ganó el cariño de los madrileños. Se convirtió en el primer Presidente de la Comunidad de Madrid en 1983, hasta el momento, el único perteneciente al partido socialista.

Creció en lucha por la libertad contra el franquismo y conquistó el poder. “Peleábamos contra aquella miseria con un solo objetivo: el de quitarnos la soga del cuello… Éramos unos revolucionarios de confuso destino y sin adscripción precisa“, declaraba en una entrevista.

FUERA DE LA POLÍTICA

Leguina se convirtió en portada de revista y no precisamente por la política. Más bien, protagonizó titulares en “revistas del corazón“. La leyenda de su romance con Charo López, la actriz y musa del nuevo cine español que surgió en la Transición, no paso en ningún momento desapercibido.

Durante su liderazgo tuvo como “musa” a Charo López, y es que siempre se le ha considerado un hombre muy enamoradizo. Esta amistad entre ambos y los “rumores” que había sobre su relación hizo que Leguina tuviera una gran popularidad en aquellos años. Los últimos en los que el PSOE gobernó en Madrid. hace ya muchas décadas.