Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 10:20

Natalia de Andrés cree que su inhabilitación le dará la victoria en Alcorcón

La alcaldesa del municipio, Natalia de Andrés, tiene claro que su situación procesal no va a afectar en su designación como posible candidata al PSOE en las elecciones de 2023. Ahora quiere proteger a las familias en su campaña política cuando hace unos meses negaba oportunidades a personas con discapacidad.

Alcorcón ya conoce muy bien a Natalia de Andrés, su alcaldesa, que durante los últimos meses se ha visto envuelta en varias polémicas que han tambaleado su candidatura. Sin embargo, de Andrés se ha vuelto a presentar como candidata del PSOE a las elecciones municipales de 2023 en Móstoles.

Parece ser que se le ha olvidado que está inhabilitada para gestionar y administrar bienes ajenos públicos y privados. El motivo: la quiebra de la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón (EMGIASA). Los hechos sucedieron en la época en la que Enrique Cascallana estaba al mando de la Alcaldía. De Andrés era una de las administradoras de la mercantil.

Con este panorama encima de la mesa, Natalia de Andrés asegura a sus votantes que su situación procesal “no afecta en absoluto a mi actividad política puesto que estamos hablando de un ámbito mercantil y una sentencia que no es firme”. Parece ser que para la alcaldesa de Alcorcón, ser la responsable, subsidiariamente, de la quiebra de una empresa pública no es un motivo suficiente que pueda afectar a su trayectoria política.

Para la alcaldesa “intentan confundir el ámbito mercantil con otros, como el civil”. De Andrés no considera que repartir dividendos y el traspaso a “reservas voluntarias” de 19,4 millones de euros sea del ámbito civil. Tampoco que esto la convierta en responsable. Ignora que mientras estas gestiones se hacían, la empresa estaba alcanzando la quiebra.

Natalia de Andrés está convencida de que puede ser un año más la alcaldesa de Alcorcón, a pesar de ser la responsable de arruinar una empresa pública del propio municipio. A pesar de que parte de la oposición ha pedido su dimisión, la Comisión Ejecutiva Local ya ha apoyado de forma unánime la candidatura de la alcaldesa.

DE ANDRÉS APUESTA POR “UNA MAYOR PROTECCIÓN A LAS FAMILIAS”

El Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado el proyecto de los presupuestos municipales de 2023, los cuales tendrán unos ingresos previstos 186,1 millones de euros. Natalia de Andrés afirmó en una de sus últimas ruedas de prensa que las nuevas cuentas reflejan “una apuesta decidida por el gasto público y la protección de las familias”.

Esta situación resulta paradójica si se hace hincapié en que hace varios meses, De Andrés vetaba en el Alcorcón a las personas con discapacidad para nuevos empleos públicos. Sus argumentos para negarse a ayudar a este colectivo son que en la actualidad ya trabajan 41 personas con distintos niveles de discapacidad dentro del Ayuntamiento. El hecho de superar esta cuota mínima sirvió a la regidora socialista para no ofertar nuevas plazas destinadas a personas con discapacidad en el futuro. Esta situación generó rechazo hacia la alcaldesa, que finalmente, se vio obligada a rectificar su decisión para contentar a sus votantes.

Ahora que sabe que tiene una asignatura pendiente, quita hierro a sus decisiones del pasado haciendo promesas para su nueva campaña electoral. Además, de Andrés presume de haber conseguido que la Comisión Ejecutiva Local ratifique su confianza en ella para revalidar la alcaldía. Con su objetivo cumplido, ahora solo le queda convencer a los votantes de que su inhabilitación no afectará en absoluto en su candidatura. De hecho, es conocido que para que una mentira funcione primero debes creer en ella. En este caso, de Andrés está convencida que está inhabilitada por error. De este modo continúa en su campaña política “endulzando” el oído de sus votantes e incluso, el suyo mismo.