Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 9:54

El PSOE “busca” pruebas para echar a Noelia Posse

Después de que la jueza archivase la investigación a la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, al partido socialista no le ha quedado otra que mantenerla en sus filas y permitirle presentar la candidatura por la alcaldía del municipio. El PSOE aún no ha encontrado hechos contundentes que sirvan para anunciar la salida de Posse.

Tras todos los escándalos que ha protagonizado la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, el PSOE aún no ha sido capaz de echarla de su partido. Esta vez ha sido Juan Lobato el que le ha dado su bendición para que presente su candidatura a las elecciones municipales de Móstoles de 2023.

Parece ser que uno de los motivos de su no salida del equipo de Sánchez ha sido el resultado de la polémica de las ITV. Este caso fue llevado a los tribunales por concejales de Más Madrid, que denunciaron que Noelia Posse había condonado una deuda a una empresa de ITV de Móstoles con la que el Consistorio firmó un acuerdo.

Sin embargo, esta y todas las polémicas anteriores de Posse no fueron suficientes para que la jueza haya estimado que es culpable. El carpetazo a la causa está rtecurrido por la spartes. A pesar de haber estado en la situación de investigada por malversación, la magistrada expuso que no había pruebas suficientes para considerar que había cometido un delito. Incluso afirmó que había beneficiado a la ciudad.

El hecho de que el Juzgado de Instrucción de Móstoles haya archivado provisionalmente el caso ITV ha provocado que al PSOE no le quede más remedio que conformarse con Posse. Los socialistas no han podido encontrar pruebas que demuestren que la alcaldesa de Móstoles ha sido responsable de un delito de prevaricación.

Por esta razón, los socialistas han permitido una vez más que Noelia Posse se presente de nuevo a la alcaldía de Móstoles, aún siendo conocedores de todos sus “enchufes” políticos. Ahora el PSOE trabaja en conseguir hechos sólidos que sustenten que la alcaldesa del municipio debe estar fuera de las filas del partido de Pedro Sánchez.

EL NEPOTISMO DE POSSE

Noelia Posse es conocida por su nepotismo, o más bien, por el trato de favor que suele hacer a sus familiares y amigos, sin tener en cuenta las consecuencias. La misma alcaldesa que vuelve a presentarse a las elecciones municipales de Móstoles, estuvo inhabilitada durante siete meses en el PSOE. Uno de los motivos de los socialistas para cesarla fue que Posse subió el sueldo a su hermana.

Pero el problema no terminó ahí. La alcaldesa fue capaz de subirle la remuneración a dos de sus amigos, a su tío y hasta a su exnovio. Los dos últimos, funcionarios mostoleños. Esto causó sorpresa en elenco socialista, sobre todo a Pedro Sánchez, que aseguró que resultaba “sorprende” la cantidad de polémicas de la dirigente mostoleña.

Nadie fue capaz de plantarle cara, salvo una persona, José Manuel Franco. El exlíder de los socialistas madrileños se atrevió a calificar los hechos de la alcaldesa de “obscenos” y apoyó una investidura para reprobarla. Al final, la hermana de la alcaldesa terminó saliendo del consistorio. A pesar de que Franco mantenía la confianza de los socialistas, Posse no tuvo reparo en plantarle cara y demostrar el nulo respeto que le guardaba. Esta situación significó el punto de caída para José Manuel Franco: pasó de un puesto de promoción al Consejo Superior de Deportes.

Otro de los escándalos del nepotismo de Posse fue el nombramiento del gerente de Urbanismo de Móstoles, Jesús Miguel Espelosín. Los motivos de su dimisión fueron porque infló su currículum gracias a una empresa de su padre, el histórico Jesús Espelosín. Incluso presentó un informe falso antes de que se conocieran las bases del concurso, un síntoma del enchufismo socialista.

El gusto por hacer tratos de favor persigue a Noelia Posse en el trayecto político del PSOE. Ahora que disfruta una vez más de la posibilidad de volver a ser alcaldesa de Móstoles, los socialistas continúan buscando pruebas para poder echarla por fin de las filas de su partido.