Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 23:31

La Complutense se viste de ONG y dará “cobijo” escolar a los ucranianos

La Universidad Complutense de Madrid, el pasado 25 de octubre, aprobó las ayudas que recibirán los investigadores ucranianos afectados por la guerra. La resolución del extracto aprueba las bases reguladoras y realiza la convocatoria de las ayudas para estancias de investigación.

Estas ayudas podrán ser solicitadas por los/las investigadores/as vinculados laboralmente con universidades ucranianas que se encuentren realizando una estancia como investigadores visitantes o hayan sido aceptados para realizarla durante el año 2022. Se convocan para la realización de estancias de investigación en la UCM.

AYUDAS ECONÓMICAS

Las ayudas tendrán un apoyo económico, este es de una ayuda para gastos de viaje de 1.000 euros junto con una ayuda de estancia de 350 euros/semana (más 200 euros/semana por acompañante a cargo del investigador). Sería una media de 1.400 euros al mes únicamente por estancia, lo que supone mucho dinero para vivir en Madrid, teniendo en cuenta que el precio medio de una habitación de alquiler en Madrid es de 402 euros.

La financiación de la presente convocatoria, por un importe máximo de 44.783 euros,
se efectuará con cargo a la aplicación presupuestaria. Las estancias se realizaran con anterioridad a la publicación de esta convocatoria y se financiaran de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 1 de las bases reguladoras, sin superar el 31 de diciembre de 2022.

PLAZOS PARA LAS SOLICITUDES

El plazo para presentar las solicitudes permanecerá abierto desde el día siguiente a la
publicación del extracto de esta convocatoria en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID hasta el 15 de noviembre de 2022.

Conseguir una ayuda de este tipo para los investigadores españoles en el ámbito público es realmente complicado. “No nos dan ayudas o becas especiales por estudiar investigación, únicamente la ayuda que solicitas para estudiar la carrera” explica Laura Martínez (graduada en Biología en la UCM).

Para poder ser investigador en España, es necesario realizar un doctorado y para ello, los grupos de investigación pública necesitan dinero que les da o el Estado, por lo que se invierte en investigación, o la inversión que haga el propio grupo de investigación o personas individuales que estén interesadas en invertir en esa investigación, pudiendo así compra el material necesario. Para poder pagar tanto el material como la persona que trabaja ahí.

Por lo tanto, es necesaria una ayuda por parte del Estado para poder aportar en esa investigación y poder realizar el doctorado. El problema lo encontramos en que el dinero que se aporta en investigación no es suficiente, quitando la posibilidad de que los grupos de investigación puedan contratar personas, “no es que no haya capacidad, es que no hay recursos”.

También existen los concursos de beca de investigación, donde los grupos de investigación llevan su proyecto y ganan estas ayudas una o dos personas. “Hay becas y ayudas, pero hay tantos grupos de investigación que no hay dinero para poder coger a una persona que investigue”.

Irse fuera del país en busca de oportunidades es lo normal para los investigadores españoles, cada vez más jóvenes emigran a otros países provocando que España se queda sin científicos. El motivo principal es que en el extranjero se invierte mucho más dinero en investigación que en nuestro país, “cuando aquí te ofrecen una oportunidad en el extranjero te han ofrecido cinco” .

La ciencia en España no está en su mejor momento y se nos están yendo grandes talentos. Es inconsciente permitir que gente en la que invertimos grandes cantidades de dinero en formación, salga del país, además, lo más probable es que muchas de las personas que ahora se van a otros países no vuelvan nunca por la falta de oportunidades.