Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 7:47

Andrés Correa utiliza paneles solares para esquivar la deuda de Parla

El concejal de Hacienda en el municipio, Andrés Correa, ha aprobado que los vecinos que instalen paneles solares en sus casas recibirán descuentos en el IBI. Una medida que utiliza para esconder los Informes de Morosidad, que indican que para saldar la deuda de Parla son necesarios 582 millones de euros. 

El debate económico en Parla no deja de ser el tema principal en sus Plenos Municipales. El motivo se encuentra en el informe de Morosidad del Ayuntamiento, que corresponde al tercer trimestre del año, de julio a septiembre, donde la deuda comercial pendiente es de 32 millones de euros.

Para esquivar y no aumentar más esta deuda, el concejal de Hacienda de Parla, Andrés Correa, ha modificado la ordenanza del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI). Ahora se aplicará una bonificación del 30% durante tres años en aquellas viviendas que instalen paneles solares para autoconsumo.

Para el concejal, por una parte, esta medida se ha llevado a cabo por la “gravedad” de la situación actual con la subida en el coste de la luz. Por otra, facilita al Ayuntamiento poder mantener las deudas pendientes estipuladas en el Informe de Morosidad del Municipio. En este contexto, Correa ha afirmado que la elección del 30% a tres años se ha elegido para que los vecinos opten a esas bonificaciones. De esta forma, impide que se haga más daño a las arcas municipales debido a la situación económica del municipio.

Hay que tener en cuenta que, como toda medida para mantenerse de cara a las elecciones municipales de 2023, las bonificaciones llegarán con cinco años de retraso. Los vecinos de Parla tendrán que esperar más tiempo en comparación con otras ciudades del entorno. Esta medida también se vincula al concejal de Podemos, Javier Rodríguez, que ha utilizado la estrategia de Correa para su campaña electoral. En esta línea, ha manifestado que la iniciativa supone “un cambio de mentalidad y de rumbo en la ciudad”. Un claro cambio de rumbo si se trata de mantener la economía que rodea al Ayuntamiento y al municipio de Parla solo en campaña electoral.

LAS DEUDAS DE PARLA

El Informe de Morosidad de Parla incluye varias deudas que el Ayuntamiento del municipio intenta no aumentar con la instalación de placas solares. Además de la deuda comercial pendiente de 32 millones de euros, hay que añadir otros 550 millones de euros. Esta última cifra procede de préstamos del Estado español solicitados por el Ayuntamiento de Parla, según el portavoz del PP, José Manuel Zarzoso, desde 2012.

La ciudad se ha endeudado hasta tal punto que la única estrategia del Ayuntamiento para salvar el municipio es que los vecinos estén dispuestos a pagar por instalar unas placas solares en sus casas. Y sobre todo, a esperar cinco años por unas bonificaciones, que aún siguen sin confirmarse. La deuda que soporta Parla está por encima del 300 por ciento. Una cifra que en un futuro afectará al desarrollo de los servicios públicos de la ciudad.

Además de los pagos pendientes del Ayuntamiento, se suma el reciente requerimiento que solicitó la Cámara de Cuentas por el levantamiento de reparos del mismo. El Ayuntamiento no pudo asumir la documentación a entregar o no quiso llegar a tiempo. En definitiva, no pudo justificar los reparos que se han levantado en los últimos tiempos.

El gran endeudamiento de Parla le ha servido a los distintos candidatos a la alcaldía para prometer a los vecinos en sus campañas electorales que salvarán las arcas municipales. Ahora Andrés Correa se aprovecha de su propia estrategia “solar” para intentar esquivar la deuda comercial antes de las elecciones municipales de mayo de 2023.