Quantcast
sábado, 26 noviembre 2022 17:35

Ruiz Escudero pretende mantener los 78 PAC con “personal fantasma”

El PP de la Comunidad de Madrid sigue presumiendo de tener uno de los mejores servicios de asistencia sanitaria que hay en España, pero la realidad es bastante diferente. Los nuevos Puntos de Atención Continuada (PAC) están dando mucho que hablar por su cuestionable gestión. La noche de antes de abrir estos 78 centros nuevos, los sanitarios aún no sabían dónde tendrían que trabajar los siguientes dos meses ni su horario de entrada. Se les informó de todo esto solo 7 horas antes de entrar en su “nuevo primero día”. Por toda la vorágine que se está creando de ansiedad, estrés y diferentes problemas entres los sanitarios de las PAC, y la mala gestión del equipo de Ruiz Escudero, muchos de los centros se están quedando sin personal y la situación ya es insostenible. Además, pretender mantenerlos abiertos con un “personal fantasma” que no llega, y que encima quieren rescatar “tirando” de voluntarios de atención primaria, a los que le están ofreciendo “altas cantidades dinero” para que doblen turnos, como “vulgares mercenarios”.

UN NUEVO TROPIEZO DE RUIZ ESCUDERO Y DE LA COMUNIDAD DE MADRID EN ASPECTOS SANITARIOS

Son varias ya las noticias que acumula Ruiz Escudero en los medios de comunicación, y no precisamente positivas. Los “tropiezos” que hay en aspectos sanitarios dentro de la Comunidad de Madrid se acrecientan día a día y los sanitarios y los enfermos no pueden más. El PP presumía de la apertura de esos 78 PAC, que están siendo “todo un desastre”. La reapertura de estos 78 centros sanitarios ha tenido innumerables escenas de tensión, que se han aliviado el segundo día con un 26% de casos de bajas entre todo el personal sanitario, una parte del cual está renunciando. Y la cosa no ha ido a mejor. Varios de los enfermeros afectados por todo esto se han puesto en contacto con este medio para proporcionarnos muchos datos estremecedores, que pasamos a relatar.

En estos datos actualizados a día 30 de octubre de 2022, destacamos los siguientes, que ponen “en jaque” a Ruiz Escudero. Porcentaje de centros con falta de personal de algún estamento, que están sin personal/cerrados, o con los 3 estamentos (aunque sea menos de lo planificado o insuficiente) a lo largo del día: falta personal en un 60,3%, cerrados el 3,8%, sin información el 2,6% y el 33,3% con los 3 estamentos. Destacan también que el 49% de los centros no tienen personal médico a lo largo del día, sin enfermeras un 18% y un 17% sin celador o celadora. Además, denuncian que “el gobierno autonómico miente”. “El primer día de apertura faltó personal en un 64% de los centros”. “El nuevo plan de urgencias extrahospitalarias es una chapuza que pone en riesgo la salud de la población madrileña, y pone en riesgo a sus profesionales”. “Les etiqueta de vagos, de rojos, les culpabiliza del caos y de una situación que no depende de ellos y ellas, les acusa de boicot, les envía a trabajar a lugares no preparados, sin el material necesario para poder atender bien a la población, sin acceso a servicios informáticos, les maltrata y no respeta sus derechos laborales, intimidando por documentar la protesta”.

Ruiz Escudero

LA NEGATIVA DEL GOBIERNO Y LA “PILLERÍA QUE ESTÁN TRAMANDO”

La Plataforma SAR es la principal organización que denuncia estas “injusticias” del equipo de Ruiz Escudero en la Comunidad de Madrid. Lo que reclaman exactamente al gobierno es que “dejen a los SAR como estaban”, que “abran los SUAP que ellos cerraron contratando profesionales y no con el personal de los SAR”, y que “han querido abrir 78 PAC con el personal de los 40 SAR”. Además, aclaran que la Comunidad ha dejado claro que no van a contratar a personal aparte para cubrir todos estos puestos. Probablemente uno de los datos más graves es que quieren “unir a voluntarios de Atención Primaria a los que en principio no les afecta… Así cubren centros que si no es con voluntarios, cerrarían”. Por si fuera poco, nos han proporcionado más datos y número de las “cifras exageradas” que le ofrecen a estos voluntarios para “tapar el agujero” que han formado. De esta manera, se vuelve a poner en duda la palabra de Ruiz Escudero y su compromiso con la sanidad madrileña, que cada vez está más enfadada con el gobierno de la Comunidad.