Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 9:22

Inmaculada Sanz quiere demostrar al PP que puede hacer bien su trabajo

La delegada de Seguridad y Emergencias, y Portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, se ha visto envuelta en distintas polémicas. Entre ellas, atacar a funcionarios municipales y poner en cuestión su trabajo, además de estar involucrada en las irregularidades en las oposiciones a Policía Municipal.

Inmaculada Sanz no se lo puede creer. En una de las épocas más importantes de su vida se está viendo envuelta en más polémicas de las que desearía estar. Todas ellas la ponen en jaque de cara a las elecciones de 2023 y frente al Gobierno municipal. Por ello, la delegada de Seguridad y Emergencias, y Portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, busca demostrar al PP que sí puede realizar una buena gestión de cara al partido, sobre todo a Ayuso.

La gran problemática en la que se ha envuelto y está afectando más a la reputación de Sanz son las oposiciones a Policía Municipal de Madrid. El retraso de las pruebas físicas del proceso selectivo se han vinculado con los intereses de la cúpula del cuerpo de policía madrileño.

Esto ha provocado que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que aún preserva algo de confianza en Sanz, saliera en ayuda de su concejala. Quedar bien con el Partido Popular está complicándose para Inmaculada Sanz debido a su apoyo al director general de la Policía Municipal, Pablo Enrique Rodríguez.

Parece que el objetivo de la concejala se distancia cada vez más debido a que no va a frenar su apoyo al portavoz de la Policía Municipal. Aún así, preserva la confianza de su alcalde, Almeida, que está agotando su paciencia para seguir eximiendo de sus responsabilidades a Inmaculada Sanz.

ALMEIDA Y SANZ EN EL MISMO EQUIPO

Aunque parezca extraño, Almeida y Sanz viajan en el mismo barco. A pesar de que la concejala se haya expuesto a más polémicas de las que debería, incluso por atacar a la delegada de Gobierno, Mercedes González, Almeida sigue tendiéndole la mano.

Es por eso que Inmaculada Sanz no pierde la esperanza en recuperar la confianza del PP. Protegida por su alcalde, mantiene en silencio a Rodríguez en su cargo al frente de la policía madrileña, a pesar del escándalo de las oposiciones que aún sigue generando incomodidad y enfado entre los estudiantes opositores.

Ahora, junto con Almeida, quieren que el examen de las oposiciones se convierta en una prueba asequible para todo el mundo, con un único objetivo: reducir sus horas de trabajo a la hora de corregir exámenes de oposición a policía municipal. Un hecho que si se llega a hacer realidad provocaría un caos interno en el seno del PP al no poder salvar a Inmaculada Sanz de su mala reputación y culpabilidad.

LAS “ACTUACIONES ESTRELLA” DE INMACULADA SANZ

No es la primera vez que Inmaculada Sanz está en boca de todos. En su nombramiento como vicesecretaria del Partido Popular de Madrid ya estaba considerada como “una niña mimada” del PP. Sobre todo, era el “ojito derecho” de Miguel Ángel Rodríguez. Alabanzas y abrazos dejaron claro que allí se iniciaba un idilio entre Inma y Ayuso.

Sin embargo, nadie percibía a Inmaculada Sanz como una amenaza ni como una traidora. Aún así, la mayoría de los integrantes del Ayuntamiento sí eran considerados desleales por su acercamiento a Pablo Casado. Sanz tuvo suerte y fue excluida de ese grupo de traidores y salió invicta. El problema se encontró cuando fuentes del Consistorio empezaron a atar cabos: la portavoz, Inmaculada Sanz, había estado jugando a dos bandas desde, al menos, octubre de 2021.

Según sus antecedentes, no parece extraño que Inmaculada Sanz se encuentre ahora en el centro de la polémica en el seno del PP. A pesar de que está intentando con todas sus fuerzas caer bien al partido de Ayuso, solo le queda el alcalde madrileño para tenderle su mano de confianza mientras continúa jugando a dos bandas.