Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 21:33

Los “menos adinerados” de Madrid afectados por la expansión de la ZBE en 23 municipios de la región

La contaminación del aire en la Comunidad de Madrid está sentenciando a todo aquel que no pueda adquirir un coche híbrido o eléctrico. Y es que, la popular Zona de Bajas Emisiones ya no solo afectará a los madrileños la zona Centro de Madrid y la Plaza Elíptica, sino que llegará a ciertos municipios de la región madrileña.

Según se indica en la La Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, en los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares, “se adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad”. 

MUNICIPIOS AFECTADOS

Es decir, todas aquellas ciudades de la Comunidad de Madrid implantarán de igual modo la Zona de Bajas Emisiones. En concreto, en la Comunidad de Madrid hay un total de 23 municipios que tienen más de 50.000 habitantes, incluyendo la propia capital de Madrid, y son los siguientes:

  1. Alcalá de Henares
  2. ​Alcobendas
  3. Alcorcón 
  4. Aranjuez
  5. Arganda del Rey 
  6. Boadilla del Monte​
  7. Collado Villalba 
  8. Colmenar Viejo
  9. Coslada
  10. Fuenlabrada 
  11. Getafe
  12. Leganés
  13. Madrid capital
  14. Majadahonda 
  15. Móstoles
  16. Parla 
  17. Pinto 
  18. Pozuelo de Alarcón 
  19. Rivas – Vaciamadrid 
  20. Las Rozas
  21. San Sebastián de los Reyes 
  22. Torrejón de Ardoz
  23. Valdemoro

A partir del 1 de enero de 2023, todos estos municipios deberán estar obligados a establecer en sus calles nuevas zonas en las que el tráfico esté restringido. Una medida que impedirá a más de un millón de madrileños hacer uso de su propio coche en una gran parte de la región madrileña.

Esto se debe a que, aunque aún no se ha establecido que coches tendrán prohibido el acceso a cada municipio que implante las nuevas Zonas de Bajas Emisiones, es muy probable que todos aquellos vehículos que carecen de distinto medioambiental puedan acceder al interior de las ciudades madrileñas.

Por otro lado, todos aquellos coches que poseen la etiqueta B y C puede que también tengan restringido el acceso al centro de los 23 municipios mencionados anteriormente. Este aspecto será determinado por los distintos Ayuntamientos, quienes decidirán a que vehículos afectarán la nueva medida.

EL PROBLEMA DE LAS ETIQUETAS MEDIOAMBIENTALES EN MADRID

Teniendo en cuenta que tres de cada diez coches en la Comunidad de Madrid no cuentan con ninguna etiqueta medioambiental, el problema de ampliar las Zonas de Bajas Emisiones afectará a una gran parte de la ciudadanía madrileña. “Una transición justa no es acabar con vehículos que funcionan con ITV en regla”, indican a través de Twitter desde la Plataforma de Vehículos afectados por la Movilidad.

Con todo ello, la contaminación del aire siguen aumentando y las autoridades madrileñas parece solo querer que los ciudadanos de la región adquieran un coche eléctrico y dejen atrás sus antiguas “chatarras”. Sin embargo, la adquisición de esta clase de vehículos no está al alcance de muchos madrileños, ya que hablar de un coche eléctrico barato es hablar de un modelo de casi 40.000 euros

Cantidades que no se pueden permitir todos los bolsillos, por lo que muchos madrileños se verán obligados a dejar de usar el coche en muchas zonas de la Comunidad de Madrid. Y es que, como todas las nuevas tecnologías, los coches eléctricos tienen precios bastante elevados debido a que su producción es muy reducida y los tiempos de espera para obtenerlos superan el año.