Quantcast
miércoles, 30 noviembre 2022 5:32

La contaminación del aire de Madrid “sentencia” a los conductores que no puedan comprar un coche eléctrico

La calidad del aire en Madrid nunca ha destacado por su “buen estado”. Un problema que cada año se ha ido agravando más y que no parece solucionarse. Así lo ha destacado Ecologistas en Acción en un informe en el que afirma que en 2021 la población madrileña ha vuelto a respirar aire insalubre.

Los casi siete millones de personas que residen en la Comunidad de Madrid llevan años respirando un aire contaminado que a la larga genera unas graves consecuencias para la salud. Por ello, Ecologistas en Acción ha señalado que la población que respiró aire contaminado por encima de los límites legales fue de 4,5 millones de personas, en la ciudad de Madrid, el Corredor del Henares, la Sierra Norte y las cuencas del Alberche y del Tajuña.

Cifras que dejan entrever el grave problema en el aire de la capital española. Y es que parece que la capital no deja de incumplir el límite legal anual de contaminación, lo que le podría suponer multas millonarias. Ante este “embolado”, las autoridades madrileñas han comenzado a tomar unas drásticas medidas que no terminan de gustar a los ciudadanos de la región.

PROHIBICIÓN DE VEHÍCULOS DIÉSEL Y GASOLINA

Hasta el momento, el Ayuntamiento de Madrid se había limitado a advertir a los usuarios de cuales serían las sanciones por circular por zonas “prohibidas”. Sin embargo, las inofensivas advertencias se han convertir en multas reales de hasta 200 euros para todos aquellos vehículos sin etiqueta que accedan a la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) de Madrid.

De este modo, la circulación por las zonas más céntricas de Madrid se reserva únicamente a aquellos vehículos que cuenten con etiquetas B y C si se estacionan después en un aparcamiento. De este modo surge la popular Zona de Bajas Emisiones con el Distrito Cero y la Plaza Elíptica.

Pero de cara al año que viene las restricciones empeorarán, ya que los vehículos sin etiqueta de la DGT tendrán prohibidos circular y acceder por la M-30. Esta misma medida se extenderá en 2024 para todas las vías públicas urbanas de Madrid. Y por si fuesen poco todas estas nuevas normativas, 2025 llegará con una prohibición por la cual los turismos sin etiqueta domiciliados en Madrid y que figuren de alta en el padrón del IVTM del Ayuntamiento de Madrid tendrán prohibido también el acceso a dichas zonas.

Con todo ello, la contaminación del aire siguen aumentando y las autoridades madrileñas parece solo querer que los ciudadanos de la región adquieran un coche eléctrico y dejen atrás sus antiguas “chatarras”. Sin embargo, la adquisición de esta clase de vehículos no está al alcance de muchos madrileños, ya que hablar de un coche eléctrico barato es hablar de un modelo de casi 40.000 euros.

Cantidades que no se pueden permitir todos los bolsillos, por lo que muchos madrileños se verán obligados a dejar de usar el coche en muchas zonas de la capital. Y es que, como todas las nuevas tecnologías, los coches eléctricos tienen precios bastante elevados debido a que su producción es muy reducida.

OTROS FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Pero el problema de la contaminación en el aire no se debe solamente al uso de los vehículos de diésel y gasolina, teniendo en cuenta que en 2035 quedará totalmente prohibido su uso. A pesar de que en la ciudad de Madrid el tráfico es uno de los principales factores de la contaminación, existen otros factores que también perjudican la calidad del aire. Así ocurre con los ciclos de aterrizaje y despegue del aeropuerto de Barajas y los sistemas de climatización no industrial.

No obstante, para las autoridades madrileñas parece que el principal problema radica en el uso de los turismo de las personas, sin dar facilidades para que los madrileños puedan adquirir los nuevos vehículos eléctricos, obligándoles a quedarse en unos años “apartados” del mundo de la conducción en la capital.