Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 22:46

Isabel Díaz Ayuso se sincera en los Presupuestos: no quiere invertir en Sanidad

El Consejo de Gobierno de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha aprobado el proyecto de cuentas autonómicas con 2.700 millones más que el anterior. A pesar de que necesita el apoyo de Vox, la presidenta se ha retratado y ha invertido 600 millones de euros menos en Sanidad.

Las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023 están a la vuelta de la esquina y, con una crisis económica gestándose, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado unos Presupuesto de récord para el próximo año.

En total, serán 25.738 millones de euros lo que elevará el gasto del Ejecutivo en 2.700 millones con respecto a las cuentas de 2022. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha quedado retratada en la presentación de las cuentas autonómicas. A pesar de que estaba reservando para el año electoral medidas de impacto económico con las que atraer a los votantes, Ayuso ha defraudado a la capital en los Presupuestos.

Concretamente en su asignatura pendiente: Sanidad. Esta consejería administrará el 38% del presupuesto regional. Tras la pandemia, la atención primaria y los sanitarios se han convertido en algo determinante, a pesar de su permanente importancia. Sin embargo, la presidenta de Madrid no quiere invertir en Sanidad. Así lo ha demostrado en su presentación de las cuentas autonómicas reduciendo el Presupuesto en el ámbito sanitario: hasta 600 millones menos.

LOS SANITARIOS AFECTADOS POR LAS DECISIONES DE AYUSO

No es la primera vez que Isabel Díaz Ayuso les falla a los madrileños en el ámbito sanitario. De hecho, desde que llegó al cargo, la consejería de Sanidad ha sido uno de sus mayores problemáticas que no ha sabido gestionar ni con ayuda del propio consejero, Enrique Ruiz Escudero. Juntos han llevado la sanidad madrileña a un punto en el que les está siendo muy difícil recuperarse y según estas cuentas autonómicas, les costará más.

La reorganización asistencial de las urgencias extrahospitalarias ha dejado en jaque la consejería de Sanidad. Empezando por la huelga convocada por todos los sindicatos de la mesa sectorial y la dimisión de la gerente de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, Sonia Martínez Machucha. En este contexto las urgencias extrahospitalarias se han abierto con menos personal que antes de la pandemia, lo que conlleva jornadas más largas para los sanitarios.

Ayuso y Ruiz Escudero se han negado ha reelaborar el acuerdo que regula las jornadas laborables y las condiciones de los sanitarios. Incluso, han logrado convencer a tres de los cinco sindicatos en huelga para que firmen el acuerdo con la capital.

Estas decisiones de Ayuso y el consejero de Sanidad supondrán para el sindicato médico una sobrecarga al tener que atender a 78 centros con la plantilla médica de 40 centros.

LAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Los grupos parlamentarios de izquierda en la Asamblea de Madrid no han tardado en criticar los Presupuestos regionales para 2023. Para Más Madrid, Unidas Podemos y PSOE, estas cuentas autonómicas son “negacionistas” e “inasumibles”. De hecho, Juan Lobato ha indicado que no entiende la reducción “histórica” del Presupuesto de Sanidad, al igual que el resto de madrileños. Incluso ha pedido responsabilidad al PP y ha amenazado con registrar sus propias cuentas autonómicas alternativas a la Comunidad de Madrid.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos, Alejandra Jacinto considera estos Presupuestos “imposibles, absolutamente inasumibles” ya que no se pueden “anunciar bajadas de impuestos y simultáneamente incrementos de gasto”.

En la misma línea, la portavoz de Más Madrid, Mónica García, considera que son unos Presupuestos a los que les falta “cultura del esfuerzo porque sigue siendo la Comunidad que menos invierte en Sanidad, Educación y Políticas Sociales”.

El resultado de estos Presupuestos deja claro que la gestión de la sanidad pública madrileña está pasando factura a Ayuso. De hecho, la gestión de la Consejería de Sanidad y sus errores recientes promete ser uno de los grandes temas de las próximas elecciones autonómicas de 2023.