Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 11:48

Monasterio quiere recuperar votantes “comparando” a Ayuso con Irene Montero

Rocío Monasterio, portavoz de VOX en la Asamblea de Madrid, está presionando a la Presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, para derogar juntas la ley trans regional. Monasterio se apoya en unas declaraciones que escuchó de la presidenta con las que pensó que quizás pensaban lo mismo en este aspecto, pero es cierto que la madrileña aún tiene dudas en su posicionamiento. Ayuso insiste en que la norma autonómica, vigente desde 2016, es mejorable, pero no insiste en derogarla. Aún así, el debate que se ha generado con esta ley y la insistencia de Montero, que asegura que “antes de finales de año se va a aprobar sí o sí”, ha hecho crecer el debate hasta incluirlo en la campaña en la que se encuentran todas las formaciones de cara a las elecciones del 28 de mayo.

LA “PROPUESTA” DE MONASTERIO PARA “CAMELARSE” A AYUSO

La Ley Trans está dando mucho que hablar y hasta que no termine de derogarse o de aprobarse, el debate no se cerrará. Todo parece indicar que va a salir adelante, pero no para de posponerse. Sectores optimistas como los de Irene Montero aseguran que antes de que se acabe el año, la ley se aprobará, pero intentos de oponerse está habiendo también, y no pocos. Prácticamente 72 horas después de que el PP y VOX anunciaran su acuerdo para poder eliminar la petición de informes de impacto de género para desarrollar planes urbanísticos, la formación de Abascal ha hecho una nueva propuesta en la Asamblea de Madrid para que la ley 2/2016, conocida como Ley trans regional, sea terminalmente derogada. Es por ello que Rocío Monasterio ha tomado dicha decisión a raíz de ese acuerdo, y después de haber escuchado las palabras de Ayuso, “en contra de la autodeterminación de género”.

“Creemos que la señora Díaz Ayuso piensa como nosotros en esto”, ha declarado Monasterio para “seducir” a la Presidenta. Esta proposición de ley que han querido impulsar está dando mucho que hablar, y no parece ser que salgo adelante. Como no, Ayuso ha tenido que salir a dar explicaciones y a contestar a las insistentes preguntas de la prensa acerca de este controvertido tema: “Creo que no se tienen que tomar estos debates de estas maneras y, por tanto, no me sumaré a ellos”, ha aseverado la presidenta madrileña. No obstante, ha querido referirse a la ley trans regional y a la LGTBIfobia como “normas mejorables” desde su punto de vista jurídico, pero no quiere su supresión como principal alternativa. Para hacer cambios en los textos, Ayuso ha asegurado que el gobierno madrileño esperará a que se promulgue la ley trans nacional porque es un marco con el que deberán estar en consonancia las autonomías. Contra esto sí que se ha posicionado abiertamente, ya que ha valorado que tiene al Gobierno fracturado.

rocío monasterio

LA POSICIÓN DE MONTERO, MUY OPTIMISTA ANTE LAS DUDAS DE VOX

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dicho abiertamente que la ley trans “va a ser ley” y llegará a estar aprobada “antes de que acabe el año”. “Nos vamos a dejar la piel”, dijo en una de las entrevistas que ha concedido esta misma semana. En ella ha asegurado también que “le importa” la comunidad LGTBI y las personas trans y que sus derechos “no pueden esperar más”. Son varias las personas que se han querido pronunciar acerca del debate que se está generando, como lo ha hecho Monasterio. Políticas como Carla Antonelli han llegado incluso a anunciar su baja en la militancia del PSOE, después de sus polémicas acciones con La Ley Trans. No obstante, Montero también ha querido reconocer que “ha vivido con muchísima preocupación” que PSOE y PP hayan ampliado una semana el periodo de enmiendas. “Toda la comunidad trans y las personas LGTBI tienen que saber con claridad que no vamos a permitir ningún retroceso en derechos”, ha sentenciado.