Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 1:20

Miguel Oliver se inspira en las alfombras de IKEA para la publicidad del Metro

Las principales estaciones de Metro de Madrid parecen estar convirtiéndose en todo un “magazine” de ofertas de productos. Una estrategia llevada a cabo desde el departamento de Marketing, liderado por Miguel Oliver, así como de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, que parece estar buscando vías para solventar las elevadas facturas de la luz del suburbano.

La factura de la luz del Metro de Madrid se ha convertido en un auténtico “disgusto” diario para el consejero madrileño David Pérez. Y es que la crisis energética que azota al país no ha dejado impune al suburbano madrileño, cuyas facturas eléctricas han aumentado, en los últimos meses, hasta alcanzar los 400.000 euros diarios. Una cifra que duplica, con creces, la que se registraba hace apenas un año, cuando se gastaba cerca de 170.000 euros al día en luz para el servicio del Metro.

“No hay presupuesto que soporte la subida de la electricidad de una gran infraestructura como Metro y que, por ahora, a pesar de haberlo solicitado, no hemos tenido respuesta” ha lamentado el propio David Pérez, quien añadía en estas palabras una clara crítica hacia el Gobierno nacional, que parece haberse visto “superado” por el incremento del precio de la energía, no sólo con respecto al suburbano, sino también de cara a las economías domésticas del país.

MIGUEL OLIVER ENCUENTRA “LA SOLUCIÓN” EN IKEA

Problemas de “financiación” del Metro de Madrid ante el que el siempre atento Miguel Oliver no ha dudado en aportar su “granito de arena” para intentar contener esta situación, que podría poner en peligro el funcionamiento y la viabilidad del suburbano. Y lo ha hecho, aprovechando hasta el más mínimo espacio disponible en las estaciones del Metro de Madrid, que ahora parece haberse convertido en un “magazine 3D” de publicidad.

Algo que han podido comprobar los miles de usuarios del transporte público madrileño en los últimos días. Especialmente, en intercambiadores como el de Plaza Castilla, que se han convertido en un auténtico espacio de bombardeo de piezas publicitarias de distintas empresas grandes y pequeñas (aunque, especialmente, de gran tamaño). Invasión publicitaria de las estaciones públicas de Madrid que no ha dejado libre ni siquiera el suelo del intercambiador de la Castellana.

Así pues, tal y como se puede comprobar a simple vista, un gran anuncio invade el suelo de la entrada del Metro en Plaza Castilla. Una creatividad que, a su vez, comparte espacio visual con otra gran cartelera situada, en este caso, colgando del techo del edificio.

PUBLICIDAD, TAMBIÉN EN EL EXTERIOR

Publicidad que se ha “adueñado” del espacio público del intercambiador, llegando a cubrir el techo, el suelo, y las principales columnas de Plaza Castilla, cuyos paneles luminosos acostumbran a mostrar la publicidad de diferentes empresas y organismos públicos y privados, que pagan gustosos la prima de publicidad para poder estar presentes en un lugar visitado, cada día, por miles de madrileños.

Sin embargo, esta publicidad no sólo invade el interior de las estaciones de Metro. También parece querer hacerse hueco dentro del propio recorrido del suburbano, tal y como se puede comprobar en la línea 10 del Metro, con una pantalla luminosa dentro de uno de los túneles. También en el exterior de las estaciones, donde las columnas se han convertido en nuevos “soportes publicitarios” de última generación.

Es el caso, nuevamente, de la zona exterior de Plaza Castilla donde, además de las tradicionales marquesinas, ahora los viandantes también “disfrutan” de la publicidad en dos anchas columnas, nada más salir del Metro, en la zona de las paradas de los autobuses de la EMT. Dos columnas vestidas con paneles gigantes de publicidad de todo tipo, que no han dejado indiferente a nadie, y que demuestran la intención del suburbano madrileño de financiar sus facturas de la luz a través del departamento de Miguel Oliver. Sin desperdiciar ni un metro cuadrado de las instalaciones disponibles para ello.