Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 7:00

“La Maja De Goya” tiene cáncer de mama

¿Te imaginas que se hubiese representado artísticamente a una mujer mastectomizada, a una mujer enferma de cáncer de mama? Pues ha sido posible, se ha tomado de referencia uno de los cuadros más famosos de Goya para poner en marcha esta gran iniciativa que casa a la perfección con el firme objetivo de generar así una igualdad. Las mujeres e incluso los hombres que han padecido o padecen cáncer de mama se han sentido identificados y agradecen esta medida que ya se puede ver en el Museo Thyssen.

El día 19 de octubre es el día internacional del cáncer de mama, la OMS alerta de que no solo están creciendo los casos de cáncer por haber cada vez más personas mayores afectadas, sino que los de aparición temprana, en menores de 50 años, llevan creciendo durante décadas. Lo más importante es hacer un diagnóstico temprano. Algo que la sociedad necesita tener en cuenta, porque las mujeres temen someterse a las pruebas que se ponen en marcha desde el departamento de sanidad madrileña para su prevención.

CAMPAÑA ARTÍSTICA

¿Y si la Maja de Goya hubiera tenido cáncer de mama? La musa De Goya luce, hoy, su pecho mastectomizado en el Museo Thyssen de Madrid para normalizar el proceso de esta enfermedad que se diagnostica a 35.000 mujeres cada año.

“Arte y salud” es la nueva propuesta con la que la Fundación Cultura en Vena quiere reivindicar los beneficios del arte en la salud de las personas acercando el debate sanitario al ámbito cultural en un “Templo de la cultura” como es el de la inmensa pinacoteca madrileña, así ha argumentado durante su presentación el director de la organización, Juan Alberto García de Cubas.

Las obras han sido transformadas digitalmente por el fotógrafo Jorge Salgado, la muestra; que se podrá visitar desde este miércoles, Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, hasta el 26 de octubre; expone tres representaciones a tamaño natural de La maja desnuda, Venus y cupido y Adán y Eva.

Las tres protagonistas enseñan con total magia sus pechos mastectomizados, igual que el único personaje masculino, porque hay que tener en cuenta que, aunque en un porcentaje muy inferior, la enfermedad puede ser diagnosticada también a los hombres. Según los expertos “Hay movimientos, sonidos, vibraciones y colores que dialogan con nuestro organismo para armonizar; el arte puede ser salud“.

DIAGNÓSTICO TEMPRANO

El diagnóstico tiene la máxima importancia en esta enfermedad, porque dependiendo de el, se puede atajar de una manera u otra. Las quejas de los pacientes se han multiplicado en los últimos meses, sobre todo a raíz de la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19.

La incidencia ha aumentado en España y en otros países en los últimos años. Sin embargo, la supervivencia ha mejorado debido a diagnósticos precoces. En Madrid se pusieron en práctica los diagnósticos tempranos. El programa de detección precoz del cáncer de mama (DEPRECAM) se dirige a mujeres con edades entre 50 y 69 años, asintomáticas y que cumplan los criterios de inclusión establecidos. Su objetivo es prevenir el desarrollo del cáncer de mama, uno de los principales problemas de salud en la mujer, mediante el diagnóstico precoz.


LISTA DE ESPERA EN SANIDAD
La sanidad pública atraviesa dificultades y más cuando cada vez hay más recortes. Además las listas de espera eternas pueden hacer que un diagnóstico acabe en una desgracia por ser demasiado tarde.
El día del Cáncer de Mama se ha vuelto un postureo según algunos expertos en marketing. La realidad es que la lucha continua fuera de las redes.  Ayuso hace un mes hacía un pro a favor de la lucha contra el cáncer “En las próximas semanas desde la Consejería de Sanidad queremos poner en marcha una nueva campaña de cribados masivos de manera que animemos a todas las mujeres que hace tiempo que no se diagnostican, a que lo hagan porque efectivamente hacerlo con tiempo es salvar vidas”.
Algo que choca con las lista de espera en sanidad pública. Donde para acceder al médico de cabecera hay incluso una semana de espera.

Es el momento de reivindicar menos pensamiento de redes y más pensamiento social y científico. Eso es lo único que se necesita en una lucha como esta.