Quantcast
miércoles, 28 septiembre 2022 9:22

Guerra abierta en el PSOE madrileño: el “candidato potente” de Ferraz se convierte en una bomba de relojería

El PSOE madrileño sorprendía hace unas horas con el anuncio de que, finalmente, retrasarán las primaras para elegir candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid hasta el mes de noviembre. Una decisión que ha llegado debido a que desde Ferraz se está intentando convencer a Luis Garcia Montero para ser el nuevo líder de las listas socialistas por el Ayuntamiento de Madrid. Un “candidato potente” que, sin embargo, ha provocado una división interna del partido en la capital española.

Apenas quedan unos pocos meses para que los madrileños acudan a las urnas en la celebración de unas nuevas elecciones municipales. Elecciones en la ciudad de Madrid en las que el Partido Popular espera poder revalidar la alcaldía de José Luis Martínez-Almeida.

Una victoria casi asegurada del partido de Feijóo en la alcaldía de la capital española que parece preocupar, y mucho, dentro de las filas del PSOE. Especialmente, ya que el partido socialista únicamente lidera en una de las grandes ciudades de España. Algo que hace necesaria una nueva victoria electoral del PSOE; más aún, sabiéndose que estas elecciones en Madrid serán estudiadas con un claro tinte nacional.

Preocupación de los socialistas por conquistar Madrid que ha llevado a la dirección del partido a tomar una drástica decisión: la de retrasar la celebración de sus primarias. Y hacerlo para ganar tiempo, y conseguir un “candidato potente” que pueda disputar la alcaldía al actual edil popular.

EL NOMBRE DEL “ELEGIDO” PARA EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Una Alcaldía que parecía disputarse entre Mar Espinar, actual portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, y Mercedes González, delegada del Gobierno en Madrid, y la clara favorita de Ferraz para liderar las listas municipales. Sin embargo, no será ninguna de las dos la que lidere finalmente la apuesta del PSOE en Madrid. Al menos, no como primera opción.

Así pues, tal y como ha podido confirmar este diario, lo cierto es que Mercedes González ya ha recibido una llamada desde Ferraz. Una conversación en la que se descartaba que la delegada del Gobierno fuese a ser candidata, dejándole claro que queda “fuera” de este proceso selectivo.

Y es que, según han confirmado fuentes a Qué!Madrid, el PSOE ya tendría claro el nombre del “candidato potente” que buscaban: y no es otro que Luis García Montero, el marido de la fallecida escritora Almudena Grandes. Un candidato poco conocido en la política, pero con gran relevancia en el terreno cultural, que contaría con el cariño de los madrileños hacia Grandes como ayuda de precampaña.

Una candidatura de García Montero que, sin duda, supondría un claro cambio en el liderazgo del PSOE en Madrid, pero que aún no está confirmada oficialmente, siendo el retraso de las primarias una forma de “ganar tiempo” desde el PSOE para convencer al escritor. Algo que ha llevado al partido socialista a contar con “plan B” ante el posible rechazo de García Montero. Un plan B que se centraría en actuales ministras socialistas como Reyes Maroto o Pilar Llop.

GUERRA INTERNA EN EL PSOE DE MADRID

Sin embargo, estos sorprendentes nombres escogidos desde Ferraz para liderar las listas por el Ayuntamiento de Madrid han tenido graves consecuencias para el partido en la capital española. Y es que, tal y como deslizan fuentes socialistas a este diario, lo cierto es que la elección de estos candidatos podría acabar provocando una clara guerra interna tras las elecciones municipales.

Así pues, pese a que no se puede esperar una guerra que pueda afectar a la campaña electoral por el Ayuntamiento de Madrid, lo cierto es que el enfado dentro del PSOE madrileño es mayúsculo ante esta decisión de Ferraz.

Y es que la candidatura del marido de Almudena Grandes, así como el “banquillo ministerial” con Maroto y Llop a la cabeza, ha provocado un fuerte malestar en los socialistas madrileños, que se sienten “ninguneados” desde Ferraz y, especialmente, desde Moncloa.

No cuentan con nadie del PSOE de Madrid” lamentan. Una sensación que se ha expandido especialmente entre aquellos que esperaban la llegada de Mercedes González como candidata al Ayuntamiento de Madrid, que ahora ven “peligrar” su futuro dentro de la formación, ante la inminente llegada de un nuevo y desconocido candidato escogido desde la cúpula del partido. Un candidato que, sin duda, podría ser “ideal” para una crecida del PSOE en Madrid, pero que se ha convertido en una verdadera “bomba de relojería” dentro del PSOE madrileño. Una bomba que podría estallar antes de final de año, y provocar una preocupante ruptura de la formación socialista en la capital española. Algo que ni siquiera unos buenos resultados electorales podría solventar.