Quantcast
sábado, 1 octubre 2022 23:14

La “falta de control” de la alcaldesa de Collado Mediano, Irene Zamora, que podría sacarla del Ayuntamiento

La celebración del Pleno Ordinario del mes de julio en Collado Mediano podría acabar provocando la reprobación oficial de la alcaldesa del municipio, Irene Zamora. Y es que la “conducta impropia” del jefe de protección civil del municipio, y la “falta de control” de la alcaldesa, no han pasado desapercibidos ante los representantes de la oposición, que han exigido responsabilidades inmediatas.

Durante este verano, Collado Mediano ha “vuelto a situarse” en el mapa para muchos madrileños. Y ha sido debido al duro incendio que se vivía en este emblemático espacio natural de la sierra de Madrid. Sin embargo, las llamas no han sido el único “espectáculo” que se ha vivido en el municipio durante este verano.

Así pues, el Pleno Ordinario del mes de julio se convertía en un verdadero hervidero tras la intervención del jefe de la Agrupación de Protección civil del municipio, Raúl Ciria Matallanos. Aparición, tal y como critican portavoces de PSOE o Vox, que tuvo “una conducta impropia”. Algo que, para la estupefacción de todos los presentes, fue permitido por la alcaldesa, Irene Zamora.

“AMENAZAS E INSULTOS” EN EL PLENO ORDINARIO

“Fue bochornoso para todos escuchar las amenazas, insultos y calificativos de todo tipo por parte del señor Ciria. Señalando con el dedo constantemente a una parte de los concejales del Ayuntamiento”. Palabras con las que se ha explicado los actos que tuvieron lugar en la cámara política de Collado Mediano el pasado mes de julio.

Un Pleno Ordinario en el que el jefe de Protección Civil cargaba contra varios concejales, llegando incluso a ridiculizar a algunos de ellos, a los que mandó a “estudiar”. Todo ello, en un discurso que ha sido catalogado como “una auténtica sarta de improperios y falta de respeto absoluta, dentro de un discurso caótico e incoherente, de carácter agresivo y vergonzante” por parte de Ciria.

Actitud que está muy lejos de la contemplada como ejemplar dentro de las ordenanzas, y que ha provocado que varios concejales del Ayuntamiento hayan exigido la “destitución inmediata” del señor Ciria Matallanos como Jefe de Protección Civil. Del mismo modo, se ha pedido su expulsión de esta agrupación, con una sanción de carácter “muy grave” debido a su comportamiento durante el Pleno del mes de julio.

Un comportamiento que, sin embargo, fue “permitido” por la alcaldesa de Collado Mediano. Alcaldesa que ahora se enfrenta a las consecuencias de esta permisividad ante las groseras actuaciones del jefe de Protección Civil.

LA ALCALDESA DE COLLADO MEDIANO, CONTRA LAS CUERDAS

Así pues, son muchos los que han criticado que, ante la deplorable actitud del anteriormente citado, la alcaldesa de Collado Mediano, Irene Zamora, actuara con gran permisividad, “e incluso acuciando” al jefe de Protección Civil en su aparición en el Pleno.

“El descontrol ocasionado y la sarta de insultos […] fueron permitidos por la Alcaldesa” lamentan los grupos de la oposición, ahora aunados contra Irene Zamora. Y es que este “descontrol”, según fuentes, dejó de manifiesto “incapacidad y falta de conocimientos” de la alcaldesa sobre “la responsabilidad de su cargo, así como la total falta de educación“.

“Todos fuimos testigos de su falta de control para el manejo de situaciones tensas, desagradables e irrespetuosas” han criticado duramente. Falta de liderazgo, así como permisividad que, según fuentes, distan de formar parte de las cualidades de un edil municipal.

Responsabilidades entre las que, según el reglamento orgánico municipal, se encuentra la gestión de las sesiones y debates, la concesión de la palabra, o el orden y cierre del turno. Pero, sobre todo, es papel de la presidencia, y por tanto de la alcaldesa, velar por “mantener el orden”, no estando permitidas “las expresiones descalificadoras, ofensivas o injuriosas”.

Algo que ha provocado que, tras el Pleno Ordinario de este pasado mes de julio, ahora Collado Mediano haya preparado una “moción de reprobación a la alcaldesa”. Una alcaldesa que, ahora, contará con poco margen de maniobra, no sólo para justificar su actuación en el último pleno, sino también para convencer al municipio de mantenerse en el cargo.