Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 12:36

Las pesquisas sobre Collado Mediano investigan si el incendio pudo haberse evitado

Collado Mediano se convertía este martes en el centro de todas las miradas. Pero no por su encantadora ubicación, en plena Sierra madrileña, sino porque un gran incendio amenazaba esta tarde de martes la pacífica existencia de este pequeño municipio. Un incendio del que ahora se investigarán los pormenores. Y, sobre todo si, por desgracia, estas llamas podrían haber sido evitadas antes de consumir parte de la Naturaleza de la Sierra madrileña.

En plena sierra de Guadarrama y, desde luego, en un enclave natural único. Aquí se encuentra Collado Mediano, una pequeña localidad madrileña de apenas 22 kilómetros de superficie, y menos de 7.000 habitantes. Un lugar que, este martes, se ha convertido en el centro de todas las miradas en la Comunidad de Madrid. Y en gran parte del país.

Y es que, a las cuatro de la tarde, una gran lengua de fuego comenzaba a expandirse en los alrededores del municipio, avanzando sin descanso por la Naturaleza viva de la Sierra de Guadarrama. Un brutal incendio, acompañado de una gran columna de humo, que pronto atemorizaba a todos los vecinos de Collado Mediano, así como del resto de localidades cercanas de la sierra. Un incendio que, durante horas, ha mantenido en vilo tanto a los vecinos como a las fuerzas de seguridad que intentaban sofocar las llamas antes de que se propagasen provocando daños materiales o humanos irreparables.

EL INCENDIO DE COLLADO MEDIANO, “EN FASE DE CONTROL”

Tal y como se podía conocer poco después, el incendio comenzaba a primera hora de la tarde en el kilómetro 8 de la carretera M-601, extendiéndose rápidamente por la zona del pinar.

Una zona muy cercana a las casas y que, ante las llamas y la gran columna de humo que desprendían, hacían que la Guardia Civil, junto a unidades de otros cuerpos de seguridad, procedieran a desalojar a cerca de medio millar de personas. En concreto, habitantes de las urbanizaciones de Reajo del Roble y Serranía de la Paloma.

Desalojo de los vecinos que observaban cómo las llamas seguían avanzando, mientras diferentes dotaciones de agentes luchaban contra el incendio. En concreto, 14 dotaciones terrestres de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Brigadas Forestales y maquinaria pesada actuaban contra el incendio. A su vez, siete helicópteros y dos hidroaviones colaboraban desde el aire para intentar controlar el incendio. Al atardecer, estos dispositivos aéreos eran “sustituidos” por la Unidad de Drones de los Bomberos, que permitían una visión “dinámica” del incendio desde el aire.

Un incendio que conseguía calcinar más de 50 hectáreas durante la tarde, tal y como han informado desde Emergencias 112. Una cifra que podría aumentar esta noche. Y es que, a pesar de que se considera que el incendio está teniendo una evolución favorable, lo cierto es que queda “bastante tiempo” para dar el fuego por perimetrado. Algo ante lo que las condiciones meteorológicas juegan en contra de los deseos de todos los vecinos de Collado Mediano y alrededores.

¿PODRÍA HABERSE EVITADO LA QUEMA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA?

Mientras que el incendio provocará que muchas de las personas desalojadas permanezcan esta noche lejos de sus hogares, las investigaciones sobre las causas del incendio ya han comenzado. Investigaciones en las que parece haberse encontrado ya el origen de las llamas.

Así pues, tal y como destacaba una portavoz de la Guardia Civil a Madrid Directo, la caída de un cable de una torreta eléctrica podría haber iniciado el fuego. Una torreta que, según vecinos consultados por la televisión madrileña, podría haber dado señales de que algo no marchaba bien durante la madrugada anterior.

Afirmaciones que podrían hacer que el incendio pudiera haber sido evitado, de haberse actuado a tiempo. Algo que se producía también en 2009, cuando la sierra madrileña, en un punto muy cercano al actual, también ardía por un fuego intencionado. Un fuego que se iniciaba por acción humana, pero con “ayuda” de la hojarasca seca y sin recoger del lugar.

Rastrojos secos que, hace apenas unos días, también provocaban, cerca de Plaza de Castilla, un incendio cerca del hospital de la Paz, viéndose desde varios kilómetros la intensa humareda que desprendía.

Incendio que, en el caso de Collado Mediano, también se ha visto “ayudado”, no sólo por la aparente falta de prevención, sino también a la falta de personal cualificado para cuidar de la sierra de Guadarrama. Y es que Collado Mediano, a pesar de su idílica ubicación, no cuenta con dotaciones de bomberos propias, lo que hace que cualquier “chispa” pueda convertirse en un complicado incendio en apenas unos minutos sin control de las autoridades.