Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 4:41

Con más atención sanitaria y menos conocimientos digitales: así es la situación de los mayores de la sierra

La brecha digital cada vez es un problema más latente en la sociedad actual. Las diferencias entre las antiguas y nuevas generaciones resaltan aún más a la hora de hablar sobre las nuevas tecnologías y la digitalización. Según los datos aportados por el Observatorio Sénior de 65YMÁS, el 76 por ciento de las personas mayores de 80 años está preocupada por la brecha digital que existe actualmente.

Esto se debe a que muchas de las personas mayores consideran que existe una ausencia de acompañamiento en su proceso de adaptación. Y es que, adaptarse a vivir en una nueva realidad en donde la mayor parte de los trámites y labores cotidianas se llevan a cabo mediante dispositivos digitales no es tarea fácil.

Este sector de la población se ha tenido que adaptar de forma forzosa a las nuevas herramientas digitales y, a mayor edad, mayor también es la intranquilidad que genera este desconocimiento. Un miedo entendible al tener en cuenta que la Comunidad de Madrid cada vez apuesta más por llevar a cabo una estrategia de digitalización en la región.

La Comunidad de Madrid “pretende promover un proceso de transformación digital en el que se implique al conjunto de sus administraciones, a toda la sociedad en su conjunto y, especialmente, a su tejido productivo”, tal y como se explica a través de su página web oficial.

Realizar la declaración de la renta a través de Internet, reservar mesa en un restaurante, pedir cita para llevar a cabo diversas administraciones públicas…cada vez son más los trámites y funciones que se llevan a cabo de manera online, lo que “distancia” en gran medida a la población más envejecida, la cual no ha tenido forma de aprender en esta nueva ”realidad”.

Así ocurre con muchas personas de la sierra de Madrid. En las zonas rurales y urbanas la brecha digital se puede apreciar mucho más que en núcleo de la capital. Si se tiene en cuenta los datos del último del ’Informe de Banda Ancha’ correspondiente a 2021, publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y recogidos por la compañía Eurona, más de 100.000 madrileños siguen sin acceso a Internet a través de redes fijas.

Unos datos en los que muchas personas mayores se ven reflejadas, ya que al vivir alejados del centro de la capital el problema de la brecha digital se agrava aún más. Este hecho da lugar a que muchas personas mayores no puedan participar en encuestas realizadas por las autoridades a través la red o solicitar permisos que son necesarios.

PROGRAMA PARA MAYORES ”CUÍDAME”

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha decidido invertir casi 600.000 euros en un programa para la atención social a personas mayores en pequeños municipios. Con el programa ”Cuídame” se pretende “fomentar el envejecimiento activo y hacer frente a situaciones de soledad no deseada”, exponen desde la página web oficial.

No obstante, muchas de estas personas mayores que viven en municipios con pocos habitantes y aislados del resto de la ciudadanía son ”excluidos” por la sociedad al no estar “conectados” con el resto de la región. Un problema que la Comunidad de Madrid parece no haber tenido en consideración, ya que hace dos años decidió llevar a cabo unos talleres para las personas mayores de 60 años que únicamente se podían realizar de manera online.

Con todo ello, las generaciones nativas digitales cuentan con unas facilidades que las personas mayores del centro de la capital y sobre todo de las zonas rurales de la región madrileña no tienen. Por ello, acabar con la brecha digital se ha convertido en una necesidad igual de importante que cuidar del bienestar de la población de la tercera edad. Y es que, son muchas las personas mayores que desean una oportunidad para aprender a adaptarse a un mundo que cada vez se digitaliza más rápido.