Quantcast
miércoles, 30 noviembre 2022 5:00

Las piscinas públicas “complican” el acceso a los madrileños en plena ola de calor

La Comunidad de Madrid está atravesando, al igual que gran parte del territorio nacional, una brutal ola de calor. Altas temperaturas ante las que muchos madrileños, a la espera de irse de vacaciones de verano, han apostado por las piscinas públicas, o dependientes de la Comunidad, para intentar soportar el calor. Algo que, sin embargo, en algunos puntos de Madrid se está convirtiendo en una “misión imposible”.

Hace calor. En Madrid hace mucho calor, y esa es una realidad que pocos se atreven a desdecir en plena ola de calor en la capital. Una ola de calor que promete mantenerse unos días más, y que está provocando que muchos madrileños no logren conciliar el sueño por las noches. Aplastantes temperaturas, que llegan a superar los 40ºC, que hacen que muchos capitalinos apuesten por las piscinas como el gran “remedio” para el calor. O, al menos, refrescarse gracias a un chapuzón en pleno corazón de la ciudad.

Algo que, sin embargo, está siendo difícil en algunos puntos de la geografía de la región. Y es que, tal y como han criticado muchos usuarios, las piscinas públicas madrileñas no parecen ser tan “accesibles” como parecen.

PISCINAS PÚBLICAS CON “BRECHA DIGITAL” EN SUS ACCESOS

Es el caso de la piscina municipal de Valdemoro. Una piscina que, al igual que otras muchas de la Comunidad de Madrid, podría suponer un alivio de los vecinos de la zona ante las altas temperaturas que se viven estos días. Sin embargo, las condiciones de acceso no se lo están poniendo demasiado sencillo a los vecinos.

Y es que en esta piscina, tal y como han denunciado las asociaciones de vecinos, no está permitido pagar el acceso en efectivo. “Hemos puesto una reclamación oficial […] al no admitirse el pago en efectivo para acceder a la piscina municipal de Valdemoro” critica la asociación ACUSVAL.

Una situación que se repite en otras piscinas del territorio madrileño. Algo que, sin duda, hace incrementarse la brecha digital en la Comunidad de Madrid. Una brecha digital que ya se vive en otros sectores como es el de los bancos o el transporte público, y que ahora parece querer introducirse, incluso, en la lucha de los madrileños contra el calor.

EL “HORARIO COVID” SIGUE GENERANDO POLÉMICA EN MADRID

Pero no es sólo esta obligación de pagar con tarjeta, y muchas veces por adelantado a través de las páginas web, lo que molesta a los madrileños. Y es que esta evidente brecha digital no es el único impedimento que están sufriendo los habitantes de Madrid a la hora de disfrutar de las piscinas públicas de la región.

Así pues, y tal y como han confirmado fuentes a este diario, gran parte de las piscinas de Madrid mantienen un horario de apertura “partido”. Esto implica que aquellos que quieren pasar un día de piscina en Madrid, tengan que hacerlo en dos tiempos. El primero, en horario de mañana, teniendo que salir de las instalaciones en la hora indicada, a mediodía. Posteriormente, deberá volver a entrar “en el turno de tarde”, pagando una segunda entrada, y con evidentes molestias al ser obligados a salir y entrar de nuevo del recinto con todas sus pertenencias.

Una norma que se instauraba durante los peores momentos de la pandemia del Covid, como fórmula para garantizar el mantenimiento y la limpieza de las instalaciones. Un sistema que ya no es necesario, y que ha sembrado la polémica entre los usuarios de las piscinas municipales que, mientras esperan a disfrutar de sus merecidas vacaciones, tienen que sufrir los inconvenientes administrativos impuestos en las piscinas municipales, que se unen a las terribles temperaturas que, al menos unos días más, se vivirán en Madrid.