Quantcast
miércoles, 30 noviembre 2022 5:17

El espectacular palacio que tendrá una “segunda oportunidad” para enamorar a Madrid

Tras años paralizadas las obras del Palacio del Capricho, el Ayuntamiento de Madrid retomará el rescate de dicha joya arquitectónica. De este modo, se rehabilitará el edificio aumentando para ello el presupuesto que en su momento el Gobierno de Carmena destinó para las obras.

Con un presupuesto total de casi cinco millones de euros, el Palacio del Capricho será convertido en un museo entorno a la figura de la duquesa de Osuna. Se trata de una lujosa mansión del siglo XVIII que en su momento cautivó a la aristocracia y nobleza de la época, y que seguirá sorprendiendo a la sociedad actual una vez abra sus puertas al público.

Sin embargo, han sido muchos años en los que el histórico palacio ha estado completamente cerrado sin que nadie pudiese disfrutar de su interior. No obstante, esta situación parece que va a dar un cambio de 360 grados, ya que el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Cultura, Turismo y Deporte, ha retomado hace poco más de un mes los trabajos, que estuvieron paralizados, para convertir este edificio en un museo que recuerde a Josefa Pimentel Téllez Girón, IX duquesa de Osuna.

La idea de reconstruir este histórico palacio se remonta al Gobierno de Manuela Carmena, la cual pretendía hacer realidad el museo en torno a la figura de la duquesa. Un proyecto que finalmente no se realizó, ya que las condiciones que se plantearon no fueron las más adecuadas.

“LA IDEA DE RECONSTRUIR ESTE HISTÓRICO PALACIO SE REMONTA AL GOBIERNO DE MANUELA CARMENA”

En apenas un año, las autoridades madrileñas que por aquel entonces gobernaban pretendían que el nuevo museo estuviese listo, con un presupuesto de tres millones de euros. Es decir, dos millones de euros menos que el destino por el Ayuntamiento actual.

María Josefa de la Soledad Alfonso-Pimentel y Téllez-Girón fue la encargada de hacer de su propiedad un lugar donde confluyesen los intelectuales de la época. La duquesa de esforzó en que su palacio de Alameda de Osuna, creado entre 1787 y 1839, fuese el edificio de moda de Madrid. Es por ello, que el Ayuntamiento de Madrid vio en dicha figura histórica un buen motivo para hacer uso del Palacio del Capricho.

Pero el arranque de las obras has tenido que esperar varios años, puesto que en el último trimestre de 2019, el Área de Cultura, Turismo y Deporte, que dirige Andrea Levy, decidió suspender las obras ante la imposibilidad legal de sacarlas adelante.

Aunque el interior del inmueble no se puede visitar hasta que finalicen las obras en 2023, bajo el control de las autoridades madrileñas, el Palacio del Capricho permitió en 2001 abrir al público su jardín. No obstante, el año que viene tanto turistas como madrileños podrán hacer uso del interior del palacio que sufrirá una reforma integral.

¿QUÉ SE VA A REFORMAR DEL PALACIO DEL CAPRICHO?

Entre las reformas que se van a llevar a cabo en el interior, destacan las cubiertas, las cuales se van a levantar para fortalecer el aislamiento y eliminar esos canalones integrados en los tejados, que suponen un peligro para los visitantes. Además, se van a cambiar las vigas de madera laminada del techo que están cediendo y se instalaron en los años 80, cuando se llevó a cabo la restauración principalmente del exterior.

Las obras se realizarán en dos fases. La primera asume la parte constructiva, estructural y de cerramiento del edificio así como todas las intervenciones necesarias en el exterior del edificio. En la segunda fase se llevarán a cabo las adaptaciones del edificio y las decoraciones interiores, previendo que el tiempo que pase entre ambas fases sea de seis meses.

Con todas estas reformas llevadas a acabo por el ayuntamiento madrileño, el Palacio de los duques de Osuna, conocido también como el Palacio del Capricho, será un nuevo museo que conservará su esencia original, rehabilitando el interior de las salas y conservando su suntuoso jardín.