Quantcast
miércoles, 30 noviembre 2022 5:13

Almeida a la “caza” de los homenajes espontáneos mientras deja que Madrid se cubra de basura

El grave problema de la basura en la capital lleva meses resonando entre los vecinos de la región madrileña. Los ciudadanos están cansados de quejarse a las autoridades pertinentes y ver que la situación no cambia. Sin embargo, parece que el problema de la limpieza para el Ayuntamiento de Madrid es un tema secundaria excepto cuando se trata de “limpiar” un homenaje espontáneo.

Así ha ocurrido con el homenaje realizado hace unas semanas por los vecinos y vecinas de Lavapies a las 37 personas muertas en Melilla. Y es que, han sido los propios residentes de la zona quienes han usado la red social Twitter para expresar su descontento con el Ayuntamiento de Madrid, ya que lo consideran un acto de “vergüenza”.

“Las calles de Madrid están llenas de basura y suciedad, pero tienen mucha prisa por quitar las velas y flores en homenaje a las personas muertas en Melilla que había en la plaza de Lavapiés”, expresaba un vecino del centro de Madrid. Mientras tanto, la región madrileña ha convertido alguno de sus distritos en auténticos vertederos de los que nadie se hace cargo.

LAS ZONAS QUE MÁS BASURA ACUMULAN EN LA CAPITAL

El distrito de Chamberí ha sido durante meses uno de los principales puntos conflictivos respecto a la acumulación de basuras. Por ende, los vecinos de la zona han reivindicado en varias ocasiones al concejal madrileño y al Ayuntamiento de Madrid que pongan “cartas” en el asunto. Sin embargo, la situación no ha cambiado en absoluto.

Lo mismo ocurre en Tirso de Molina, en donde las ratas y el hedor se han adueñado de las calles. “Bolsas de basura abandonadas en la Plaza Tirso de Molina. Más típico de Madrid, imposible”, expresaba un residente que se ve obligado a vivir dicha situación cada día. No obstante, la situación de dicho barrio de la capital no es nada nueva, ya que si nos remontamos un lustro atrás las montañas de basuras eran por aquel entonces también la estampa habitual.

“BOLSAS DE BASURA ABANDONADAS EN LA PLAZA TIRSO DE MOLINA. MÁS TÍPICO DE MADRID, IMPOSIBLE”

El problema se intensifica aún más en verano con las altas temperaturas. La basura hace que surjan cucarachas y que el fuerte olor de los residuos se expanda entre las calles del distrito.

Una situación que se repite en distintas calles del distrito: desde Ponzano, Escosura, o la calle Galileo. Algo que preocupa y molesta cada vez más a los vecinos, que se temen la invasión de insectos o ratas de cara al presente verano, con la llegada de las próximas olas de calor, si no cambia la situación. Una situación que también se repite en otros puntos de la capital española, donde los municipios se ven invadidos por la basura, y por la falta de contenedores de reciclaje.

Los comercios y los vecinos van dejando la basura fuera de los contenedores debido a la falta de espacio y recogida de los mismos, lo que provoca situaciones de verdadero caos. Una imagen que no favorece en nada a la capital y que deja entrever como los servicios de limpieza actúan con rapidez según los intereses del Ayuntamiento madrileño.

Pasear por la capital se ha convertido en una caminata por un auténtico vertedero donde los cubos de basura rebosan cada día. Un problema que se incrementa aún más en las celebraciones multitudinarias que tienen lugar en Madrid. Un claro ejemplo de ello es la basura recogida por el Ayuntamiento tras el Orgullo celebrado hace unos días.

Tras la gran fiesta, la ciudad se cubrió por completo de restos y basuras llegando a sumarse un total de 435 toneladas. Una “resaca” del Orgullo que dejó una imagen de la capital que recordaba a muchos vecinos la situación que viven a diario sus calles. Y es que, el problema de basuras en la región madrileña no es nada nuevo y cada vez parece agravarse más.