Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 14:52

El “lugar trampa” del Ayuntamiento de Madrid para forrarse a costa de los conductores

Con el objetivo de reducir la contaminación en la capital llegó la conocida como Zona de Bajas Emisiones. Una ordenación de tráfico que establece diferentes vías en las que se prohíbe el acceso y la circulación de todos los vehículos que figuran con clasificación ambiental A en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Sin embargo, parece que estás zonas tiene un objetivo más allá del marcado: recaudar a través de multas.

El pasado 21 de marzo la normativa referente a la entrada de vehículos no autorizados a estas zonas se endureció. Hecho el cual se puede observar claramente en el aumento del precio de la multa, que pasó de 90 euros a 200 euros. Pasar con el coche sin etiqueta por la zona de Madrid Central, Plaza Elíptica y el interior de la M-30 se ha convertido en un buscaminas en donde la multa puede “estallar” en cualquier momento.

Así lo ha expresado la asociación de Automovilistas Europeos Asociados, quienes han llegado a la conclusión de que algo inusual está ocurriendo en Plaza Elíptica. “Cada día las multas aumentan más en dicho lugar”, según nos informa Mario Arnaldo, presidente de la asociación. Un hecho que parece inadvertido para el Ayuntamiento de Madrid, pero que afecta gravemente al bolsillo de muchos madrileños.

TÚNEL SUBTERRÁNEO DE LA PLAZA ELÍPTICA

Y es que, el fatídico punto en el que el número de multas ha aumentado sospechosamente se encuentra en la carretera de Toledo, concretamente en el túnel subterráneo que atraviesa la Plaza de Fernández Ladrera. Un tramo de tan solo 100 metros en el que se han llevado a cabo un total de 47.233 multas, 1.803 sanciones más que en el Distrito Centro, según nos informa el presidente de la asociación de Automovilistas Europeos Asociados.

Cada día decenas de conductores atraviesan el túnel sin saber que serán multados, tanto a la ida como a la vuelta. Al parecer, “la nomenclatura de entrada y salida es diferente“, explica Mario Arnaldo, presidente de la asociación. Y añade que, “recibimos quejas de personas que desconocen que no podían utilizar el túnel”.

“RECIBIMOS QUEJAS DE PERSONAS QUE DESCONOCEN QUE NO PODÍAN UTILIZAR EL TÚNEL”

Y no es que los conductores sean más despistados o incumplan voluntariamente la normativa existente, sino que el cártel a la entrada del túnel únicamente indica lo siguiente: “Tráfico restringido excepto a vehículos autorizados“. Una explicación que deja muchísimas carencias a la hora de expresar quienes pueden circular por su interior y quienes no.

Por ello, muchos vehículos atraviesan el túnel sin saber que están circulando por una zona prohibida que les supondrá 200 euros de multa. Por ello, la asociación de Automovilistas Europeos Asociados no solo pide que se revise dicha señalización, sino que no se le acumulen las multas a cada persona que pasa por el tramo a la ida y a la vuelta, ya que desconocen el problema y acaban con deudas muy elevadas.

MULTAS POR “SEÑALIZACIÓN ENGAÑOSA”

“Es una señalización engañosa“, expresa claramente y sin tapujos Mario Arnaldo. A pesar de que este problema ya ha ocurrido en otros túneles de la capital como el de Costa Rica y el de Princesa, el Ayuntamiento de Madrid sigue colocando la misma “normativa ilegal”, escabullendo todo tipo de explicaciones.

Además, la propia asociación señala que “las multas y la prohibición de utilizar el túnel no sólo no mejoran las cifras de contaminación sino que se han incrementado respecto al mismo mes del año anterior”. Todo ello parece indicar que el motivo por el que el Ayuntamiento no ha puesto solución a las quejas por dicho problema se debe al objetivo de recaudar.

Un “escándalo” por el que la asociación Automovilistas Europeos Asociados ha pedido al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que ponga solución al disparado número de multas que tiene lugar en el túnel de Plaza Elíptica.