Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 12:07

El “ruido” gana la batalla a los silenciados vecinos de El Retiro: “se está perdiendo el barrio”

El barrio de El Retiro, en pleno corazón verde de la capital española es, sin duda, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Un lugar que, sin embargo, se está viendo muy afectado por el ruido que generan los muchos locales, principalmente de hostelería, que se están abriendo en sus calles. Un ruido que ahora se verá incrementado por la llegada de “La Peligrosa”, que acaba de recibir el “visto bueno” del concejal de la zona para su apertura.

Sin duda, Madrid se está convirtiendo en una ciudad referente para el turismo, tanto a nivel nacional como internacional. Del mismo modo, también los madrileños aprovechan, cada vez que pueden, para disfrutar de las calles de la capital. Avenidas en los que la oferta es tan variada como seductora: desde tiendas de alto lujo, pasando por edificios emblemáticos, y terminando con una gran oferta gastronómica.

Un último punto que se está convirtiendo en un verdadero problema en algunas zonas de la capital. Y es que la gran cantidad de bares y restaurantes dificulta, en muchos casos, el descanso de los vecinos de la zona. Es lo que están viviendo los vecinos de El Retiro, que se quejan de forma constante del ruido que produce la hostelería en sus barrios, principalmente residenciales. Muchos de ellos, incluso, declarados zonas de protección acústica especial.

Ruido que, en el caso del barrio de El Retiro, y en concreto en la calle Menorca, se incrementará a partir de septiembre. Algo que han intentado evitar a toda costa los vecinos… que han sido silenciados desde las administraciones públicas.

“LA PELIGROSA” ABRIRÁ EN SEPTIEMBRE

Todo comenzaba hace más de un año, cuando el grupo ZOKO lanzaba su noticia: abrirían un nuevo local en Madrid, llamado “La Peligrosa”. En concreto, se trataría de un “restaurante musical” ubicado en la calle Menorca.

“Un restaurante, un templo gastro musical, donde comer, beber, escuchar y sobre todo, vivir” destacan las redes sociales del local. Unas palabras que preocupaban, hace casi un año, a muchos de los vecinos de la zona.

Y es que estas características “musicales” amenazaban con llenar de ruidos la noche de los vecinos del barrio. Algo ante lo que 10 comunidades de vecinos, que implicaban a más de 300 personas, decidían ejercer presión para que se cumpliesen las medidas de insonorización necesarias para garantizar el descanso de los vecinos.

“La licencia que tienen es de un bar-restaurante musical y una escuela de música” informan fuentes vecinales a este diario. Eso sí, según el inventario, “hay una barra, un escenario… nada educativo”. Algo que hace sospechar que el local podría aprovechar la licencia para realizar conciertos en directo, con o sin “alumnos”.

“Hemos hecho lo que hemos podido desde octubre” se lamentan los vecinos. Y es que, después de meses de enfrentamientos, contando con abogados, finalmente el grupo ZOKO ha conseguido el visto bueno de la concejalía del distrito para la apertura.

LOS VECINOS, “SILENCIADOS” EN SUS CRÍTICAS POR EL RUIDO

Un visto bueno que, además, ha sembrado la polémica entre los vecinos. Y es que no sólo no se ha contemplado el posible ruido que afecte al barrio, sino que también se ha “silenciado” a los vecinos en el Pleno del distrito.

Tanto que, durante la sesión de aprobación de la licencia, los vecinos se quejaban de la decisión… y eran expulsados del Pleno. “Es bastante sorprendente” han lamentado fuentes vecinales, que reconocen estar “agotados” de esta lucha incansable por proteger la calle Menorca.

“SE ESTÁ PERDIENDO LA ESENCIA DEL BARRIO”

Una protección que parece que no será suficiente para mantener el barrio como una zona residencial, tal y como lamentan los vecinos en conversaciones con Qué!Madrid.

“Se está perdiendo la esencia del barrio. Los vecinos, la gente más mayor, está expuesta directamente al local de “La Peligrosa”. Coinciden ventana conta ventana. Esto puede provocar la devaluación de las casas. Nos da miedo convertirnos en la nueva calle Ponzano” destacan los vecinos. Y es que los residentes han asegurado que el nivel de ruido actual ya es casi imposible de equilibrar con la vida del barrio.

Algo que se incrementará con la música en directo de “La Peligrosa”, según temen los vecinos. Ciudadanos de Madrid que ya se plantean la posibilidad de abandonar sus vistas a El Retiro, en busca de un hogar donde el ruido de los restaurantes no impida conciliar el sueño.