Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 16:57

Pedro Sánchez convierte el Museo del Prado en el comedor de su casa para sorprender a Joe Biden

El Museo del Prado es una de las principales “joyas de la Corona” de la ciudad de Madrid. Un espacio para la cultura que, sin embargo, este miércoles será utilizado por Pedro Sánchez para intentar sorprender, a base de lujos, a Joe Biden, y al resto de líderes internacionales de la OTAN. Una noche “gastronómica” en el afamado museo madrileño que romperá todas las normas de la pinacoteca, con “toque machista” incorporado.

Todo aquel que visita Madrid sabe que una de las visitas obligadas es el Museo del Prado. Y es que la famosa pinacoteca de Madrid puede enorgullecerse de tener obras de arte reconocidas a nivel mundial entre sus paredes. Algo de lo que pueden disfrutar los amantes del arte, al igual que los visitantes que sólo deseen disfrutar de la historia artística de la Humanidad.

Sin embargo, los turistas que se encuentran estos días en Madrid han sufrido una dura decepción. Y es que el Museo del Prado está completamente cerrado a visitantes. Un cierre que no se debe a la restauración del edificio, ni a problemas con las obras que contiene. Así pues, este cierre se debe a que Pedro Sánchez dará una cena en el emblemático museo, a la que asistirán los miembros de la OTAN que se encuentran en Madrid por la Cumbre euroatlántica. Una cena que tiene, como principal objetivo, sorprender al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, esquivo hasta ahora con el presidente socialista, así como al resto de líderes internacionales.

UNA “FIESTA” DE MUY ALTO NIVEL GASTRONÓMICO Y CULTURAL

Una cena para los miembros de la OTAN, así como para sus parejas, que tendrá lugar en el emblemático edificio este miércoles por la noche. Y que, además, contará con un chef excepcional.

Así pues, será el famoso chef asturiano José Andrés el que diseñe el menú para esta sorprendente velada. Un menú del que apenas han trascendido datos, más allá de la inspiración “ucraniana” del chef.

Este menú es un homenaje a todos los Food Fighters. Los cocineros y voluntarios ucranianos que cada día arriesgan sus vidas para cocinar y llevar alimento a personas en zonas de guerra” ha destacado el chef. Del mismo modo, José Andrés contará con la “ayuda” en cocinas de otros grandes chefs reconocidos internacionalmente, tal y como él mismo ha asegurado.

PEDRO SÁNCHEZ “IGNORA” LAS NORMAS DEL MUSEO DEL PRADO

Cena por todo lo alto en el Museo del Prado que, desde luego, será un “éxito” para Pedro Sánchez ante el resto de líderes de la OTAN. Y es que el contexto es inmejorable para demostrar la valía de España, no como miembro de la Alianza Atlántica, sino también como lugar de referencia internacional.

Sin embargo, este “alarde” cultural del presidente del Gobierno supondrá una gran polémica para el Museo del Prado. Y es que, como pinacoteca y lugar de “refugio” de grandes obras de arte, el museo tiene unas estrictas normas que deben seguirse. Normas que, este miércoles, serán “olvidadas” por el presidente del Gobierno y sus “invitados”.

Normas entre las que se encuentra, tal y como ha podido comprobar este diario, no comer ni beber en las instalaciones del Museo, a excepción de la Cafetería habilitada para ello. “Durante la visita, no está permitido fumar en cualquiera de los espacios del Museo; comer o beber, excepto en el Café Prado destaca el documento.

UN CURIOSO “TOQUE MACHISTA” EN LA CENA DE SÁNCHEZ

Estricta normativa del Museo, destinada a proteger a las obras de arte que contiene, así como al propio edificio, que no serán cumplidas durante la cena del Presidente socialista. Y es que los 44 líderes internacionales de la OTAN que acudirán a esta cena en el Museo cenarán, ni más ni menos, que en el famoso claustro del Museo del Prado.

Un espacio que, por sí mismo, es Historia viva de la Humanidad. Y es que el Claustro de los Jerónimos pertenece al desaparecido monasterio de San Jerónimo. Monasterio fundado por el Rey Enrique IV, y trasladado a su actual ubicación a comienzos del siglo XVI.

Lugar que ahora será convertido en el “comedor” de Pedro Sánchez y del resto de líderes de la OTAN. Eso sí, no lo será de las parejas de los líderes internacionales. Así pues, en clara separación de “espacios”, propia de otras épocas, las parejas de los líderes cenarán en la Sala de las Musas, también perteneciente al Museo del Prado.

Un peculiar gesto que no marcará la “cena de lujo” preparada por Pedro Sánchez para los aliados de la OTAN. Una cena que se podría haber celebrado en otros emplazamientos oficiales, como el propio palacio de la Moncloa, pero que, ahora, se celebrará en uno de los mayores tesoros de Madrid. Un lugar que, este miércoles, estará cerrado a todos los madrileños, y para los visitantes de la capital, para que Sánchez pueda disfrutar de este peculiar e inigualable “comedor”.