Quantcast
martes, 29 noviembre 2022 22:55

Renfe se centra en sus usuarios más adinerados mientras desatiende las quejas del resto

Renfe comenzaba este mes de junio las obras de mejora de la Sala Club de la estación de Madrid Puerta de Atocha. Para dichas obras, la empresa de transporte ferroviario de pasajeros y mercancías de España invertirá un coste de un millón de euros.

Las Salas Club de Renfe son áreas exclusivas y reservadas para sus clientes más adinerados. En ellas, los viajeros de primera clase disponen de toda serie de comodidades antes de la salida del tren. Salas climatizadas, wifi, zonas de trabajo, cafetería y personal de tierra, disponibles únicamente para los clientes del “club”. Un ambiente de lujo en el que Renfe ha decidido invertir una vez más.

En esta ocasión, se trata de la Sala Club de Atocha, en la cual se llevará a cabo una remodelación integral con el objetivo de modernizar el espacio para los billetes Premium. A dicha sala también podrán acceder clientes con billetes de Trenes Turísticos de Lujo, con billete intermodal Renfe-Iberia y con determinados niveles de la tarjeta MÁS Renfe.

De este modo, la sala exclusiva de la estación de Renfe madrileña ampliará su aforo y mejorará muchas de sus instalaciones, proporcionando una mayor visibilidad del espacio. Área de descanso, lectura, zona de reuniones, aseos y cafetería autoservicio, con snacks y bebidas para los clientes del programa de fidelización MÁS Renfe. En esta nueva reforma de la Sala Club de Atocha de un millón de euros no faltará detalle alguno para los usuarios más destacados.

Sin embargo, estas nuevas medidas llevadas a cabo por la empresa ferroviaria dejan entrever que Renfe estaría centrándose mucho más en su clientela más poderosa. Lujos y detalles para la Sala Club, mientras que los asientos comunes de muchas estaciones muestran sus peores aspectos.

COBROS INDEBIDOS Y LENTITUD DE LOS TRENES DE RENFE

Así lo expresan algunos usuarios habituales de Renfe, quienes llevan meses reivindicando el mal funcionamiento del software para comprar los billetes, los cobros indebidos, la lentitud de los trenes y los fallos en los dispositivos de lectura de códigos. “Recargué el abono mensual y me lo cobraron por duplicado. Todavía estoy peleándome a reclamaciones para recuperar mi dinero”, expresaba un cliente de Renfe a través de Twitter.

Quejas de las cuales la empresa ferroviaria parece no haberse dado cuenta o no haber solucionado hasta el momento. Este hecho sorprende al tener en cuenta que la empresa ferroviaria envía de vez en cuando cuestionarios de satisfacción a todos los viajeros que han cogido sus trenes.

Hasta que finalice el periodo de obras en la Sala Club de Atocha, los viajeros Premium dispondrán de un área de espera provisional en la planta baja con todas las comodidades y un aforo de 30 personas.

“HASTA QUE FINALICE EL PERIODO DE OBRAS EN LA SALA CLUB DE ATOCHA, LOS VIAJEROS PREMIUN DISPONDRÁN DE UN ÁREA DE ESPERA PROVISIONAL EN LA PLANTA BAJA”

“Renfe Cercanías Madrid empeora su servicio cada día, debido a las numerosas incidencias que se producen a diario, así como al mal estado de sus instalaciones y trenes”, expresaba una firma multitudinaria llevada a cabo en Change.org para pedir un servicio puntual y de calidad en la Renfe Cercanías Madrid.

Solicitudes que, hasta el día de hoy, la compañía más popular en el transporte ferroviario del país no ha puesto remedio y por el contrario invierte millones en reformar y mejorar las salas vip. Largas demoras y cambios en los recorridos son los principales problemas a los que deben enfrentarse los pasajeros habituales de Renfe cada día y que, mientras tanto, tienen que observar como se acomodan los sillones de la clase preferente.