Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 15:57

Borja Carabante se inventa “rachas de viento” para cerrar El Retiro

La ola de calor que está azotando la Comunidad de Madrid se ha convertido en el tema favorito de muchos madrileños. Y es que, a estas alturas de junio, pocos podían esperar estas altas temperaturas. Un calor que se podría soportar mejor en una zona “verde” y bajo la sombra de un árbol, como en el parque de El Retiro. Una idea que, sin embargo, no comparte el Ayuntamiento de Madrid.

Pocos son los que, a estas alturas, se atreven a negar que a Madrid ha llegado el verano de manera algo precipitada. Y con gran fuerza. Así pues, en los últimos días, los termómetros de la capital española han alcanzado los 40ºC; una temperatura, desde luego, histórica.

Sofocante calor ante el que muchos madrileños no han dudado en acercarse a algunos de los parques más grandes de la capital, para disfrutar de un aire más fresco debajo de algunos de los árboles centenarios que ahí habitan. Es el caso del Parque de El Retiro, donde, además, el pasado fin de semana se despedía la Feria del Libro 2022.

Sin embargo, muchos madrileños se han encontrado con la desagradable sorpresa al llegar a las puertas del mítico parque. Cerradas. “Sentimos las molestias” destacaban desde el Ayuntamiento de Madrid.

EL DEPARTAMENTO DE CARABANTE EXPLICA LA “DECISIÓN”

Un cierre del parque de El Retiro, así como de ocho parques más de la ciudad de Madrid, que era justificado por el departamento de Medio Ambiente dirigido por Borja Carabante, tanto en cartelería como en las redes sociales.

“Queda activada la alerta roja por fenómenos meteorológicos adversos en los jardines del Buen Retiro. Por este motivo se procede al desalojo y cierre del parque. Queda prohibido el acceso” destacaba la información del Ayuntamiento de Madrid.

Unas explicaciones que se repetían en las redes sociales, donde el Ayuntamiento advertía del cierre de los parques madrileños a todos los usuarios. “Recordamos que El Retiro y otros ocho parques de la ciudad están cerrados esta tarde por rachas de viento y calor extremo” comunicaban en sus redes sociales.

Unas palabras que sorprendían a muchos madrileños, que quedaban perplejos ante esta información del Ayuntamiento de Madrid. Y no, no era una broma. Los parques tenían cerradas sus puertas. Con más de 35ºC en la calle… y sin que se notara ni una sola brizna de viento en los alrededores.

LAS REDES SOCIALES CARGAN CONTRA EL CIERRE DE “EL RETIRO”

Así pues, ninguna de las dos afirmaciones del Ayuntamiento de Madrid, y del departamento de Borja Carabante, parecían ser suficientes para que negar a los madrileños el acceso a las zonas más verdes (y frescas) de la ciudad. Algo que los madrileños, enfadados, no han dudado en demostrar a través de mensajes en todo tipo de plataformas.

Por un lado, son muchos los que han asegurado que, en plena ola de calor, no hay otro lugar de Madrid más recomendado para ir que el parque de El Retiro, donde las temperaturas, gracias a la vegetación, son más soportables. “Los expertos recomiendan árboles y vegetación y alejarse del asfalto para combatir el calor en las ciudades. Pero el alcalde Almeida cierra El Retiro y los grandes parques de Madrid en plena ola de calor” se lamenta un usuario.

Críticas que, por otro lado, se han unido a las afirmaciones que muchos madrileños han hecho con respecto al “inexistente” viento que el Ayuntamiento aseguraba que era “muy fuerte”, y que provocaba el cierre de los parques. Y es que muchos ciudadanos comprobaban en sus propias carnes que el viento brillaba por su ausencia en Madrid en el momento del cierre de El Retiro al público.

“6:45 de la mañana, 27ºC y ni gota de viento. El Retiro cerrado por condiciones meteorológicas adversas” se queja un usuario. Una queja que se repite de forma constante, siendo muchos los que han preguntado al Ayuntamiento “qué viento” hacía en la capital.

Viento que, según los registros del pasado 15 de junio, se mantuvo en una media menor de 20km/h. Una velocidad muy diferente a la necesaria, por protocolo, para cerrar el Retiro, de más de 50km/h. Fuerza del viento que sólo se alcanzó cerca de las nueve de la noche, llegando a los 46km/h de forma temporal. Cifras que, sin duda, respaldan el enfado de los madrileños por no poder disfrutar de uno de sus parques más simbólicos por las estrictas medidas del Ayuntamiento. Medidas que buscaban la protección de los ciudadanos, pero que les dejaban sin un lugar de “refugio” en plena ola de calor.