Quantcast
lunes, 27 junio 2022 1:07

Luis Lorenzo y su pareja ya han sido declarados culpables por parte de la opinión pública

La plataforma Presunto Inocente denuncia este acoso

A diario, podemos presenciar todas las opiniones y valoraciones referentes a procedimientos judiciales actuales. Hasta ahí bien, pero; ¿Hasta qué punto se respeta el derecho a la presunción de inocencia de los investigados?; ¿Qué tipo de repercusión tiene esta difusión mediática y estas filtraciones respecto a los procedimientos penales?

Durante las últimas semanas hemos estado escuchando a diario diferentes informaciones acerca de la investigación del conocido actor Luis Lorenzo. Hasta ahora, lo único que conocemos con certeza es que el procedimiento se encuentra en fase de instrucción, por lo que habrá que practicar todas las diligencias necesarias para esclarecer los hechos y que, en su caso, se haga justicia al respecto.

Presunto Inocente (www.presuntoinocente.com), la plataforma creada por expertos en abogacía que buscan defender la presunción de inocencia especialmente en los casos más mediáticos, reconocen que “sabemos que se ha producido una muerte fruto de una intoxicación, y que el famoso actor ha quedado en libertad a la espera de la continuación del procedimiento y de la celebración del juicio, pero la realidad es que la opinión pública ya se ha pronunciado con un veredicto claramente de culpabilidad”, reconoce su Socia Directora, Dª Teresa Julia Martín Puente, que insiste en la importancia de salvaguardar la identidad y la vida de aquellos que se encuentran sumergidos en procesos penales.

No dejamos de recibir un bombardeo constante de informaciones respecto a diferentes aspectos, incluso de la vida privada, y de filtraciones desordenadas acerca del procedimiento judicial, pero ¿qué ocurre si resulta que es inocente?; ¿Quién resarcirá las consecuencias de esta clara vulneración del derecho a la presunción de inocencia y del derecho al honor?

Respecto a esto, la especialista nos recuerda el caso Wanninkhof, donde Dolores Vázquez fue estigmatizada, declarada culpable por un jurado popular, sin una base probatoria suficiente, cumplió 17 meses de prisión y finalmente fue absuelta tras ser víctima de uno de los mayores errores judiciales de la historia de este país. ¿Somos conocedores de la presión generada a los tribunales que en muchas ocasiones se acaba traduciendo en Sentencias condenatorias?; ¿Somos realmente conscientes de lo que supone privar de libertad a una persona inocente?

“Muchas personas que se ven envueltas en un procedimiento penal sufren una estigmatización de la que ya es muy difícil liberarse”, aseguran desde Presunto Inocente. “El simple hecho de comenzar un proceso de este tipo en el que hay una detención y su siguiente paso por los calabozos provoca que la persona quede entre dicho y que su propio entorno social sea el que juzgue directamente al sospechoso”, añaden.