Quantcast
domingo, 3 julio 2022 7:49

Los celos profesionales de Alfonso Serrano enquistan a Noelia Núñez en Fuenlabrada

El Partido Popular en la Comunidad de Madrid parece estar viviendo un auténtico huracán de nombramientos y ‘despidos’. Y es que, tras la llegada de Isabel Díaz Ayuso a la presidencia del partido en la capital, los ‘sillones’ no han dejado de cambiar. Algo que ha beneficiado enormemente a Alfonso Serrano, quien ha visto recompensada su fidelidad a Ayuso al ser nombrado nuevo secretario general del partido. Algo que, sin embargo, afectará a la carrera política de Noelia Núñez.

Isabel Díaz Ayuso se ha convertido, hace apenas unos días, en la nueva Presidenta del Partido Popular en Madrid. Algo que le ha dado potestad para cambiar, casi por completo, la Ejecutiva del partido en la capital. Cambios en los que no sólo ha ‘acabado’ con la herencia casadista del partido en Madrid, sino en los que también ha ‘premiado’ a todos aquellos que le han sido fieles. Estrategia en la que también ha optado por dar nuevas “oportunidades” a perfiles desconocidos del PP.

“En la nueva estructura, que es más reducida, todo lo que he pedido es que cada persona tenga una sola responsabilidad. Y que otras, por fin, tengan la oportunidad de tener esos nuevos cargos” defendía Isabel Díaz Ayuso en la presentación de su plan para la Ejecutiva.

Un plan en el que no ha olvidado a Alfonso Serrano, hombre de gran confianza de la presidenta madrileña. Uno de sus más fieles dentro del equipo desde las elecciones de 2019, que ahora se convierte, gracias a Ayuso, en el nuevo secretario general del partido.

UN CARGO MERECIDO PARA ALFONSO SERRANO

Así pues, el que hasta ahora ha sido el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, se convierte ahora en el secretario general del partido en la región, tras el Congreso celebrado hace apenas unos días.

Un nuevo cargo que demuestra la gran confianza de Isabel Ayuso en Alfonso Serrano. Una confianza que no parte sólo de su papel en la Asamblea, ya que Serrano ha estado disponible para la presidenta popular desde prácticamente sus inicios.

Y es que Serrano fue uno de los grandes artífices de la campaña electoral que llevó a Ayuso a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Un apoyo absoluto a la popular que, ahora, por fin, es recompensado. Una recompensa que hará que Serrano sea el gran gestor del partido a nivel interno, siendo el que decida, casi en forma de sentencia, quién estará dentro de las listas del próximo año. Un poder dentro de la formación en Madrid que también afectará a la estructura de la Ejecutiva de Ayuso… y, en particular, a Noelia Núñez.

NOELIA NÚÑEZ, ‘ENQUISTADA’ EN FUENLABRADA

Al igual que Alfonso Serrano, Noelia Núñez siempre ha sido uno de los grandes apoyos de Isabel Díaz Ayuso. Un cariño hacia la presidenta popular que es recíproco, ya que Ayuso tiene en gran estima a la joven promesa del PP. Proximidad entre ambas que, sin embargo, no se repite entre Núñez y Alfonso Serrano.

Así pues, a pesar de la buena sintonía entre ambos, lo cierto es que es clara la tensión profesional que existe entre ambos. Celos profesionales de Alfonso Serrano ante la posibilidad de ‘ascenso’ de Noelia Núñez, incluso sobre su persona, que podrían llevar al nuevo secretario general a aprovechar su posición para cortar de raíz la tensión entre ambos.

Un puesto de secretario general del partido con el que Alfonso Serrano puede destinar a Noelia Núñez a centrarse de forma casi exclusiva en su candidatura por Fuenlabrada. Un ‘freno’ político que haría que Noelia Núñez no ascienda, al menos de momento, dentro de la formación del Partido Popular.

Algo que dificultará la relación entre ambos, ya que las aspiraciones de Noelia Núñez van más allá de la candidatura de Fuenlabrada, tanto en la Comunidad de Madrid como en la Ejecutiva del partido; unas aspiraciones que, de momento, no contarán con el apoyo de Serrano. Un factor que podría ser decisivo en el futuro laboral de Núñez, a pesar de su buena relación con la presidenta del partido.