Quantcast
jueves, 29 septiembre 2022 4:08

“Tras 15 años de maltrato, ya no estamos dispuestos a asumirlo”: los médicos madrileños entran en ‘guerra’ con la Comunidad

No hay acuerdo entre los médicos de los hospitales públicos de Madrid y la Consejería de Sanidad. Una falta de acuerdo que provocará que los sanitarios vayan a huelga indefinida el próximo día 10 de mayo. Una huelga que buscará acabar definitivamente con la temporalidad que sufren los médicos madrileños desde hace más de quince años de manera “abusiva”.

Se mantiene la huelga convocada por la Plataforma Médicos y FEA No Fijos de Madrid.MUD, SomosUrgencias SomosUNO y el sindicato de médicos Amyts. Una huelga que comenzará el próximo 10 de mayo a las 8 de la mañana, y que tendrá un carácter indefinido.

Una huelga que, tal y como han explicado fuentes de Amyts para este periódico, sólo tiene un objetivo: luchar contra la temporalidad que afecta a centenares de facultativos de los hospitales madrileños. Una temporalidad que, según estas fuentes, es un “abuso” de la Comunidad de Madrid.

“NO PEDIMOS NADA EXTRAORDINARIO”

Lo que queremos es que haya una propuesta razonable por parte de la Comunidad. Medidas de estabilización para que la Comunidad regule el abuso que han hecho de la temporalidad, y se pueda acceder a una plaza por méritos” destacan para Qué!Madrid.

Una regulación que no sería algo “extraordinario” aseguran fuentes médicas, ya que el ordenamiento jurídico ya contempla la adquisición de una plaza pública por meritocracia. Una normativa con la que se podría regular la situación de temporalidad que arrastran más de 1.500 facultativos en los últimos años.

LA RESPUESTA DE SANIDAD, INSUFICIENTE Y ‘DISPARATADA’

Ante las peticiones de los médicos madrileños, y tal y como aseguran las fuentes consultadas, el departamento de Sanidad de la Comunidad ha propuesto cerca de 600 plazas para los médicos afectados por la temporalidad en Madrid. Una cantidad de plazas completamente insuficientes, y “con una mala distribución entre las especialidades”. Así pues, como ejemplo, se encuentra el área de Urgencias, con cerca de 300 facultativos afectados, pero con sólo 25 plazas convocadas a través del sistema de méritos.

“La gente está molesta” aseguran fuentes cercanas al hospital La Paz de Madrid. Fuentes que ponen en relieve el esfuerzo realizado por otras comunidades para acabar con la temporalidad de sus sanitarios. Es el ejemplo de Murcia, que ha convocado un concurso de 400 plazas, que acaba “casi con la totalidad” de la temporalidad de los sanitarios murcianos.

Algo que provoca aún más indignación de los médicos madrileños frente a la Comunidad de Madrid. Así pues, acusan al Gobierno regional de ser “insensible y dar poco valor” al esfuerzo hecho por los sanitarios, en la pandemia, y en los últimos 20 años. “Se les llena la boca, pero les importamos bien poco” han lamentado.

“Llevamos 20 años perdiendo este juego” aseguran, lamentando que, de forma constante, las “promesas” de acabar con la temporalidad de la Comunidad, acaban convirtiéndose en palabras vacías. Como ejemplo, la Ley aprobada en 2007 para regular la temporalidad sanitaria cada dos años, derogada poco después de haberse aprobado. “Madrid es la comunidad autónoma que peor ha gestionado la temporalidad”.

UNA HUELGA ENVUELTA EN POLÉMICA

“Hay siempre una promesa. Pero después de quince años de maltrato, ya no se está dispuesto a seguir asumiendo” han destacado desde Amyts. Un “abuso” que, lamentan, continúa a pesar del evidente esfuerzo de los sanitarios durante la pandemia del coronavirus. “Lo que nos falta es que la Comunidad entienda que ha abusado de la temporalidad. Y más aún, después de haber salvado a la Comunidad de la dejadez de la Consejería de Sanidad durante la pandemia” critican.

Y es que, de no reconocerse estas plazas por méritos a los médicos madrileños, éstos se verán obligados a tener que escoger entre estudiar una oposición ‘normal’, abandonando a sus pacientes, o seguir cuidando de ellos en en los sectores más especializados, renunciando a conseguir estabilidad contractual. “Es una situación ética y moral brutal” nos confiesan. Y es que la vida de muchos de estos pacientes está en juego; y en el otro lado de la balanza, la estabilidad laboral de los trabajadores.

Quejas en las que los médicos madrileños cuentan con el apoyo de gran parte de sindicatos y representantes médicos del resto del país. No, sin embargo, de la Comunidad de Madrid, que ha exigido a los facultativos sanitarios que mantengan unos “servicios mínimos”, de nuevo abusivos, durante la huelga indefinida.

Y es que el departamento de Enrique Ruiz Escudero ha impuesto a los sanitarios unos servicios mínimos del personal facultativo del 50% en la planificación establecida de servicio, a la vez que unos servicios del 100% en el caso del personal de unidades “críticas y urgentes” como urgencias, diálisis, radioterapia o quirófanos.

Unas condiciones, impuestas a pesar del rechazo de los médicos, que han hecho aún más profundo el malestar de los sanitarios madrileños, que irán a la huelga para defender sus derechos, y con ellos, la Sanidad de todos los madrileños.