Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 4:59

Metro de Madrid, en el punto de mira ante la peligrosa exposición al amianto de sus trabajadores

Los sindicatos del Comité de Empresa de Metro de Madrid se manifestaban este miércoles ante las puertas del Congreso de los Diputados. Una manifestación, unida a paros en el servicio del suburbano, centrada en la exposición que sufren los trabajadores de Metro ante el amianto de trenes e instalaciones del subterráneo madrileño. Quejas de los sindicatos que han sido respondidas por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid. Pero no por Metro de Madrid.

Los trabajadores de Metro de Madrid insistían este miércoles ante las puertas del Congreso de los Diputados: la situación es ya insostenible. Así pues, defendían la necesidad de que, ahora desde el Parlamento, se impulsara la Proposición de Ley para crear un fondo de compensación para las víctimas del amianto. Una Ley que se centraría en una compensación económica para los trabajadores del suburbano que hayan enfermado ante la exposición ante este peligroso material durante el ejercicio de su trabajo. Del mismo modo, han exigido que se impulse de forma inmediata el acceso a la jubilación de estos trabajadores.

“Es muy duro saber que tu trabajo te está reduciendo la esperanza de vida” lamenta Juan Ortiz, Secretario General del Sindicato de Maquinistas del Metro (SMM). Un lamento que ha sido escuchado por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, pero no por los responsables del Metro.

EL PLAN DE TRANSPORTES ADELANTA LAS PREVISIONES

Así pues, en conversaciones con este diario, desde la Consejería de Transportes de David Pérez no han dudado en asegurar que el plan de ‘desamiantado’ del Metro de Madrid está en marcha. Tanto, que desde el departamento aseguran que se ha conseguido “mejorar los plazos” del Plan de la Comunidad ante esta peligrosa contaminación.

“Lo que el Comité de Trabajadores pide es que se aceleren las actuaciones de desamiantado, y que se prioricen algunas estaciones” aseguran desde Transportes. Una posición que, tal y como reafirman, entienden a la perfección, aunque llevar a la práctica el Plan de descontaminación no es tan sencillo. Ni tan rápido. “Depende, en muchos momentos, de la concesión de licitaciones, planificación de cierres […] se tiene que planificar un cierre en el que se ofrezca también una alternativa a los viajeros del Metro”.

LA LÍNEA 8, UN EJEMPLO DE DESAMIANTADO

Sin embargo, sí que se ha querido asegurar, desde el departamento de Pérez, que los trabajos para eliminar el amianto están ya incorporados en todas las nuevas obras del Metro. “Todas las estaciones con obras nuevas ya se está haciendo” destacan fuentes de la Comunidad de Madrid. Tanto es así, que en las obras de la línea 8, centradas en la renovación de las vías, también incorpora en su planificación un proceso de desamiantado.

Un proceso de ‘depuración’ al que también se están sometiendo a los trenes de Metro. Así pues, todos aquellos con altos índices de contaminación, que no pueden ser eliminados, son retirados de las vías, tal y como nos aseguran desde el departamento de Pérez.

EL SILENCIO DE METRO ANTE LA CONTAMINACIÓN

Un Plan de desamiantado que cuenta con el apoyo de los trabajadores y sindicatos del Metro. Así pues, desde el SMM, aseguran que la nueva consejería “está trabajando bien” en esta situación. Sin embargo, ese buen entendimiento no se extiende hacia Metro de Madrid.

Y es que, tal y como aseguran fuentes del sindicato a este diario, Metro de Madrid sigue negándose a admitir la enfermedad de sus trabajadores debida al amianto. Ni siquiera después de que cuatro maquinistas hayan fallecido debido a la exposición a este material.

“Solo queremos que metro de madrid reconozca la enfermedad, y se paguen las indemnizaciones”

“Metro de Madrid no reconoce la situación” lamentan desde el sindicato. Así pues, mientras que la Seguridad Social sí admite este contacto como una enfermedad laboral, Metro de Madrid se niega a relacionar su infraestructura con la enfermedad de los trabajadores. Tanto es así, que en cada caso que la Seguridad Social ha admitido como enfermedad laboral por amianto, el Metro de Madrid se ha enfrentado a los tribunales a esta decisión.

Algo que choca frontalmente, nos cuentan desde el Sindicato, con los más de trabajadores que actualmente se encuentran en vigilancia obligatoria de salud debido a su exposición al amianto durante el ejercicio de sus labores en el Metro. “Sólo queremos que Metro de Madrid reconozca la enfermedad, y se paguen las indemnizaciones” aseguran.

UNA ENFERMEDAD QUE NO AFECTA A LOS USUARIOS DEL METRO

Ante las palabras de los trabajadores del Metro, muchos pueden ser los usuarios del suburbano que se preocupen por su salud ante el uso del Metro. Y es que estaciones, como la de Duque de Pastrana, también tienen fuertes índices de contaminación. Sin embargo, la respuesta desde Transportes es clara: no hay peligro para los viajeros.

“Es casi imposible que un viajero se vea afectado por el amianto” aseguran desde el departamento de David Pérez. Y es que, según la Consejería, para que alguien pueda desarrollar algún tipo de enfermedad ante esta exposición, el contacto con el amianto debe ser continuado. Así pues, no es suficiente con viajar en Metro, sino que la exposición debería ser durante horas, y días seguidos, para que llegue a ser peligrosa.

Palabras que refuerzan aún más la preocupación y las críticas de los trabajadores del Metro, que siguen defendiendo sus derechos frente al silencio administrativo de Metro sobre la enfermedad del amianto. Un silencio que choca frontalmente con el Plan de desamiantado de sus instalaciones y vehículos.