Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 15:07

Así es la Torre Picasso, la hermana pequeña de las Torres Gemelas con influencia oriental

Uno de los rascacielos con mayor fama de Madrid puede presumir de tener un estrechísimo vínculo con “la Gran Manzana”. Se trata de la Torre Picasso, un gigante edificio situado en el centro empresarial AZCA junto al Santiago Bernabéu. En el momento de su construcción, fue el edificio más alto de la capital y del país, dejando de tener este récord cuando se construyeron las cuatro torres en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid.

El arquitecto norteamericano de origen japonés, Minoru Yamasaki, fue el responsable de llevar a cabo el proyecto “Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York“. Dicho proyecto acabó desapareciendo a raíz de los atentados islamistas del 11 de septiembre de 2001, por los cuales fueron derribadas las Torres Gemelas haciendo de aquel día uno de los más trágicos de la historia.

La Torre Picasso tardó en construirse casi seis años, entre 1982 y 1988, destacando su marcada influencia oriental. Dicho edificio está lleno de curiosidades y datos de lo más llamativo como que tiene un helipuerto, un propio muelle de descarga y una iluminación especial. Liderando el cielo de Madrid, tiene una altura de 157 metros con 45 plantas, una de las cuales se destina al vestíbulo de entrada, 42 a oficinas y 2 en la parte superior donde se sitúa casi toda la maquinaria necesaria para el correcto uso del edificio. 

Sus formas sencillas aunque escultóricas hacen que el edificio muestre una fachada sencilla pero con un lujoso interior. Decenas de oficinas diseñadas como espacios inteligentes de alta tecnología pretenden que los trabajadores se sienten lo más cómodos posibles en uno de los rascacielos más conocidos de Madrid.

“SUS FORMAS SENCILLAS AUNQUE ESCULTÓRICAS HACEN QUE EL EDIFICIO MUESTRE UNA FACHADA SENCILLA PERO CON UN LUJOSO INTERIOR”

La torre está construida en hormigón armado y pilares metálicos que recorren el edificio hasta su coronación. Además de por su impresionante altura, el edificio Picasso llama la atención por su gran arco de entrada que refuerza la estructura subterránea de acero. Al tratarse de un edificio de oficinas, no permite la entrada de visitantes, aunque algunos años se hace una excepción en la semana de la arquitectura de Madrid.

EL GANADOR DE UN CONCURSO ARQUITECTÓNICO

Cada planta del edificio pertenece a una empresa distinta (se encuentran Deloitte (es el principal cliente con 20.000 metros ocupados), Ernst & Young, Accenture, Bank of America o Google), por lo que mantiene su propio estilo aunque la mayoría son espacios muy abiertos con zona de cafetería y de trabajo. No fue casualidad que el arquitecto responsable de las Torres Gemelas fuese el encargado de realizar el rascacielos madrileño. Para decidir quien llevaría a cabo la construcción se organizó un concurso que ganó Minoru Yamasaki.

Yamasaki envió a Madrid un proyecto muy parecido a otros suyos y prácticamente igual al de la Rainier Tower, que entonces estaba desarrollando en Seattle, su ciudad natal. A pesar del entusiasmo por llevar a cabo el nuevo rascacielos, el ritmo fue muy lento hasta el punto de que el Ayuntamiento de Madrid llegó a replantearse retirar la licencia y paralizar el proyecto.

Desde diciembre de 2011 es propiedad de una inmobiliaria de Amancio Ortega, el dueño de Inditex. Este edificio de oficinas, el más importante que tiene Pontegadea en España, tan solo dispone en la actualidad de una oficina libre en la planta 43. Cada día, miles de trabajadores acuden al icónico rascacielos de la zona empresarial de Madrid que recuerda inevitablemente a una de las mayores pesadillas que marcó a la humanidad.