Quantcast
miércoles, 28 septiembre 2022 22:58

Madrid presenta el Pasaporte de los Museos de Metro: una iniciativa para visitar las estaciones secretas del suburbano

La Comunidad de Madrid ha presentado el nuevo Pasaporte de los Museos de Metro con el que se podrá acceder al interior de las estaciones del suburbano de manera gratuita. Un proyecto impulsado por los viceconsejeros de Transporte e Infraestructuras y de Cultura y Turismo que invita a recorrer las ocho grandes estaciones desconocidas del Metro.

El viceconsejero de Transportes e Infraestructuras, Carlos Díaz-Pache, junto con el viceconsejero de Cultura y Turismo, Daniel Martínez, han explicado que esta iniciativa supone un aumento del valor cultural y turístico de estos espacios madrileños. Metro de Madrid propone al visitante recorrer la zona más profunda de la capital y obtener una pequeña recompensa al terminar la “aventura”.

Un total de 300 kilómetros de red de metro en los que se esconden los secretos más desconocidos de la ciudad. El vestíbulo de Pacífico, el Museo de la estación de Gran Vía, el vestíbulo de Tirso de Molina, el Centro Paleontológico de Carpetana y el Museo de los Caños del Peral de la estación de Ópera son algunos de los espacios que se pueden visitar en esta oferta cultural.

“Metro pondrá un sello por cada una de las visitas realizadas, pudiendo rubricar directamente en los siguientes espacios: Nave de Motores, Chamberí y la exposición de trenes históricos de Chamartín. Para el resto de espacios deberá hacerse un autorretrato con el móvil donde se vea claramente qué han visitado: el vestíbulo de Pacífico, el vestíbulo de Tirso de Molina, Museo de Gran Vía, yacimiento Paleontológico de Carpetana y Museo de los Caños del Peral en Ópera”, ha explicado Díaz-Pache.

“METRO PONDRÁ UN SELLO POR CADA UNA DE LAS VISITAS REALIZADAS”

Entre los lugares que destacan en el recorrido se encuentra la popular estación de Chamberí, inaugurada en 1919 y que se conserva tal y como se cerró en el año 1966. Por su parte, en la exposición de trenes históricos de Chamartín se pueden ver los convoyes antiguos restaurados desde la época de los inicios de la empresa.

Otro de los enclaves del suburbano a los que se puede acceder gracias al Pasaporte de los Museos de Metro es la Nave de Motores de Pacífico. Se construyó entre 1922 y 1923 con el objetivo de solucionar los problemas de suministro eléctrico dando un mejor servicio a una red de Metro que por aquel momento estaba en su mayor esplendor y expansión.

Nave de Motores, Chamberí y la exposición de trenes históricos de Chamartín serán los lugares en los que se podrá sellar el pasaporte con cada una de estas tres estaciones visitadas. En el resto de estaciones, los usuarios deberán hacerse un autorretrato para demostrar que han estado presencialmente y han completado la ruta. Una vez completado el itinerario, los visitantes deberán acudir a las tiendas de Metro de Sol y Plaza de Castilla con el documento completamente sellada para obtener una recompensa que será secreta.

Cualquier persona puede solicitar el pasaporte en la estación de Chamberí, en la Nave de Motores o en la exposición de trenes históricos de Chamberí, y a partir de ahí visitar el resto de las estaciones secretas del Metro de Madrid. Se debe de tener en cuenta que en el caso de la estación de Chamberí, Nave de Motores, vestíbulo de Pacífico, Museo de Caños del Peral y exposición de Trenes de Chamartín, es necesario reservar previamente a través de la web: https://museosmetromadrid.es./

ESTACIÓN DE CHAMBERÍ

La estación de Chamberí supone un retorno a los años 50 y 60 del Madrid de la época. Este antiguo lugar pertenece a la primera línea de metro que hubo a principio del siglo XX, sin embargo la imposibilidad de alargar la longitud de los trenes y de la estación supuso su cierre definitivo el 22 de mayo de 1966.

En cuanto al diseño, se encuentra recubierta de azulejos de cerámica que limitan el contorno de los carteles anunciadores. Estos carteles publicitarios son uno de los grandes atractivos de la estación, ya que se conservan prácticamente tal y como fueron creados en la década de los años 20.