Quantcast
sábado, 2 julio 2022 21:53

Madrid se adapta a la bicicleta: en marzo comenzarán las obras del carril bici de la Castellana

El uso urbano de la bicicleta llega a Madrid. La capital contará con un carril bici en una de las arterias principales de la ciudad, en el Paseo de la Castellana. Esta vía dedicada a las bicicletas comenzará a construirse en marzo de este año comenzando a erigirse en el tramo norte entre Plaza de Castilla y Nuevos Ministerios. Con esta nueva infraestructura, el Ayuntamiento de Madrid apuesta por una movilidad sostenible en bicicleta tal y como ocurre en otras ciudades europeas.

A día de hoy, la capital es una de las ciudades menos preparadas del mundo para moverse en bicicleta. Los carriles de bici brillan por su ausencia y el impresionante tráfico que sufre cada día la capital hace peligrosa la circulación con este transporte. Sin embargo, el consistorio madrileño ya se ha puesto manos a la obra para revertir esta situación y ha dado luz verde a la creación de un carril bici segregado que recorrerá el Paseo de la Castellana. Se tratan de dos vías ciclistas unidireccionales, de aproximadamente 2,20 kilómetros y una sección transversal media de 2 metros dedicadas exclusivamente al transporte en bicicleta.

A día de hoy, la capital es una de las ciudades menos preparadas del mundo para moverse en bicicleta.

Este carril se situará entre cada bulevar y la vía lateral sin afectar tanto el bulevar como los carriles bus y la vía central, minimizando así el impacto sobre el diseño y tráfico actual. Y es que el proyecto mantiene inalterada la capacidad circulatoria existente en la vía, ya que la vía ciclista se materializa mediante una reordenación de la banda de aparcamiento. Cabe destacar que esta avenida es una de las que más tráfico soporta a diario de toda la ciudad.

Tras años de demandas vecinales, el carril bici de Castellana será una realidad este 2022. “En los primeros 15 días de marzo, para ser prudente, comenzaremos las obras de este primer tramo”, ha adelantado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño, Borja Carabante, ante los medios de comunicación desde el parque de El Retiro. Según ha explicado el edil, la mesa de contratación se celebró “hace apenas una semana” y ahora se requiere al adjudicatario provisional que aporte documentación para formalizar el contrato. “Una vez que se formalice comenzarán las obras”, ha indicado a continuación a la vez que ha explicado que previsiblemente comenzarán en el próximo mes.

EN BUSCA DE LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Los madrileños llevan años pidiendo un carril bici en el paseo de la Castellana. A principios de 2018, un grupo de vecinos se organizó en una “Plataforma de lucha por un carril bici en la Castellana y por una red ciclista en todo Madrid” para pedir al ayuntamiento que construyera este tipo de vías dedicadas a los velocípedos.

Tras ser rechazado en 2019, esta demanda vecinal será complacida este 2022 gracias al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida. Cabe destacar que este carril bici es un compromiso adquirido por todos los grupos del Ayuntamiento de Madrid en los Acuerdos de la Villa que se rubricaron en julio de 2020. Además, según ha informado el consistorio, la nueva vía ciclista se recoge en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 como una medida clave para promover la movilidad ciclista, peatonal y el fomento del transporte público.

Y es que este nuevo carril bici favorece la movilidad sostenible dentro de la almendra central. Madrid es una de las ciudades más contaminadas de Europa y esto se debe en gran parte al ingente tráfico rodado que soporta la ciudad a diario. El 80% del espacio público está destinado a los vehículos privados que pueden acceder a todos los rincones de la ciudad excepto a las zonas limitadas de la zona centro. Numerosas calles madrileñas se han convertido en auténticas autopistas urbanas, donde los tubos de escape de los motores generan constantes episodios de contaminación que provocan enfermedades respiratorias y dañan gravemente nuestra salud. Es por ello que la capital necesita un cambio para favorecer la movilidad sostenible y un carril bici que discurra por la Castellana favorecerá el transporte limpio en bicicleta.