Quantcast
lunes, 4 julio 2022 22:52

Madrid celebra el Año Nuevo Chino, una milenaria tradición de ofrecer sacrificios a los antepasados

Aquellos nacidos en los años 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010 y 2022 serán afortunados según el calendario chino, ya que a partir del 1 de febrero la festividad más importante de China deja atrás al buey para dar paso al tigre en el zodiaco chino. Los madrileños deben tener esto muy presento puesto que el Ayuntamiento de Madrid a través del Área de Cultura, Turismo y Deporte, en conjunto con la Embajada de la República Popular China en España y del Centro cultural de China en Madrid, ha preparado un programa de eventos para este mes.

Dicha programación se llevará a cabo en el barrio chino de Usera, conocido como el Chinatown de Madrid. La capital cuenta con más de 65.000 personas de China por lo que desde hace años la tradición se ha arraigado al barrio llenando de vida y de diversión las calles madrileñas, siendo además un gran atractivo turístico.

Para celebrar todo ello, tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento de Madrid han preparado una variedad de actividades centradas en la temática china para que los turistas y residentes puedan acercarse a esta interesante cultura. Todos ellas girarán en torno al tigre, animal que representará el nuevo año en el calendario asiático, decorando el barrio con tradicionales farolillos chinos. El sábado 5 de febrero se lanzarán fuegos artificiales en el parque de Pradolongo, entre otras actividades que se irán produciendo a lo largo de todo el mes. 

EL ORIGEN DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO CHINO

Según cuenta la leyenda, Buda en sus últimos días de vida decidió retirarse a la selva para meditar. Allí le atacó Mara, señor de la ilusión y dios de los demonios que quería evitar que alcanzara la iluminación. Ante el temor de lo acontecido, Buda pidió ayuda a los animales y a su súplica acudieron doce, en este orden: la rata, el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el cerdo.

Gracias a la aparición de estos animales, el fundador del budismo consiguió vencer a Mara y como muestra de agradecimiento les convirtió en los doce signos del zodiaco chino. Una leyenda que lleva celebrándose desde hace más de 3.500 años y que coincide con el comienzo de la primavera, por lo que también se la denomina Fiesta de la Primavera.

Madrid cuenta con la mayor concentración de gente china de todo el país, llegando a tener incluso en el barrio de Usera una residencia de mayores chinos. El 13 de febrero, en honor a la festividad china, se llevará a cabo la Carrera de la Primavera que partirá desde el Paseo de Recoletos y pasará por los emblemáticos puntos madrileños de la Plaza de Colón, Plaza Castilla o las proximidades del Estadio Santiago Bernabéu.

De acuerdo con la tradición, el Año Nuevo Chino se celebra en la primera Luna Nueva del año, por lo que no se establece una fecha exacta como en la mayoría de países que lo celebran el primer día de enero, sino que puede variar entre el 20 de enero y el 20 de febrero.

Para los propios chinos se trata de una época de pasar tiempo en familiar y venerar a los antepasados. El culto a los antepasados es una práctica religiosa que se basa en la creencia de que los familiares fallecidos tienen una existencia continua, por lo que se siguen interesando por el mundo de los vivos. Por ello, antes de la cena invitan a los espíritus de los ancestros a sumarse a la celebración ofreciéndoles frutas, alimentos, dulces, flores y té.