Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 20:35

Cae el clan de Los Fernández, uno de los mayores traficantes de la Cañada, prófugos de la Justicia desde 2016

Agentes de la Policía Nacional han detenido a los integrantes del conocido clan familiar de Los Fernández Fernández, uno de los mayores traficantes de droga de la Cañada Real Galiana de la década pasada, que se encontraban huidos de la Justicia desde el 2016, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los agentes, tras numerosas pesquisas, lograron ubicar al grupo criminal, formado por tres varones y dos mujeres, escondidos en una parcela 25 del sector VI de la Cañada, donde con autorización de entrada les consiguieron arrestar el pasado lunes mientras trataban establecer de nuevo la actividad ilícita que llevaron a cabo en su día.

De hecho, los policías encontraron en el interior de la infravivienda una habitación que ya estaba forrada y ventilada para instalar una plantación de marihuana ‘indoor’, con estufas, ventiladores, enganches a la luz y todo tipo de útiles necesarios para ello.

En la operación policial han intervenido 50 agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional, del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) y de la Policía Judicial de Villa de Villecas. Han entrado en el domicilio con arietes y en el momento de la detención no prestaron resistencia. No obstante, tuvieron que cortar calles adyacentes ya que en los alrededores vivían familiares.

MÁS DE CINCO AÑOS FUGADOS

A los integrantes del clan les constaba una orden de detención e ingreso en prisión dictada por la Audiencia Provincial por los delitos de tráfico de drogas y tenencia de armas.

En diciembre de 2016 se llevó a cabo una operación por parte de Policía Nacional, donde se desarticuló el entramado criminal que los arrestados habían establecido para suministrar estupefacientes desde la Cañada Real.

Los arrestados llegaron a un acuerdo de penas e ingreso en prisión en fecha voluntaria, con la Sección 30ª de la Audiencia Provincial. Pero de nuevo burlaron a la Justicia y se fugaron, refugiándose en casas de familiares entre la Comunidad de Madrid y Extremadura. El mismo Juzgado decretó una ejecutoria de la condena en febrero de 2021, hace un año.

Los detenidos un matrimonio formado por José Fernández Fernández, de 66 años y cinco antecedentes policiales por atentado a agente de la autoridad, tráfico de drogas y lesiones; y Pastora, de 64 años y tres antecedentes. Y sus tres hijos, Cristina, de 37 años y dos antecedentes similares; Fernando, de 34 años y dos reseñas y José, de 28 años y tres antecedentes.