Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 18:13

El Ayuntamiento de Madrid deja sin recogida de residuos a zonas de 14 distritos

El pasado mes de noviembre el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha un nuevo contrato de limpieza municipal que suponía un importante esfuerzo económico para el consistorio. Concretamente, 1.636 millones de euros en seis mensualidades para el contrato de limpieza, el más cuantioso de todo el presupuesto municipal, y 435 millones durante los próximos cuatro años para las zonas verdes.

Con estas partidas económicas, el municipio dispone de más medios humanos, con hasta 2.500 operarios más en calle, y también de más medios materiales, permitiendo recuperar el nivel de inversión y limpieza previo a la crisis de hace una década.

El ámbito territorial de los lotes establecidos en los dos servicios se corresponde con todas las vías públicas, incluyendo aceras, calzadas, plazas, así como algunas zonas ajardinadas muy integradas en los viales y varias áreas infantiles.

Los seis lotes incluyen las zonas de distritos de Centro, Chamberí, Tetuán, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Latina, Hortaleza, Barajas, Ciudad Lineal, San Blas-Canillejas, Puente de Vallecas, Moratalaz, Villa de Vallecas, Vicálvaro, Usera, Villaverde y Carabanchel.

294 ZONAS INTERBLOQUE SIN LIMPIAR

Desde hace semanas, las redes sociales han sido espacio de denuncia para los vecinos de algunos distritos por la falta de limpieza de sus barrios. Al parecer, la iniciativa de José Luis Martínez-Almeida con este nuevo contrato, ha pasado por alto la limpieza de zonas interbloque de la ciudad o lo que es lo mismo, lugares públicos o espacios privados de uso público, y que por tanto, su limpieza y mantenimiento es responsabilidad del Consistorio.

Esto ha provocado que la basura se acumule en las últimas en estas zonas señaladas, sobre todo a los distritos del sur y el este de Madrid, donde se concentran las 294 zonas interbloque que existen, afectado a decenas de miles de personas y a barrios enteros.

Es el caso de la práctica totalidad de espacios peatonales interbloques de Moratalaz, el Gran San Blas, Aluche y Campamento en Latina, Entrevías y Fontarrón en Puente de Vallecas, La Elipa y San Pascual en Ciudad Lineal, Orcasitas y Almendrales en Usera, Manoteras en Hortaleza, San Cristóbal en Villaverde o buena parte de Opañel, en Carabanchel. El problema se da en 14 de los 21 distritos de la capital.

CREACIÓN DE UN CONTRATO PARALELO

Durante la reunión de la comisión municipal del ramo, el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha restado importancia a este hecho y responsables de su departamento han asegurado que crearán un contrato paralelo específico para estas zonas olvidadas.

Sin embargo, desde la Federación de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) han denunciado esto y consideran dichas respuestas del delegado y su equipo «claramente insuficientes». «Conociendo la lentitud de este tipo de procesos, si el Ayuntamiento opta por aprobar cuanto antes ese nuevo contrato, es muy probable que el servicio no esté activo hasta después del verano. ¿Y qué hacen los vecinos y vecinas hasta entonces?», han criticado.

«CONOCIENDO LA LENTITUD DE ESTOS PROCESOS ES PROBABLE NO ESTÉ ACTIVO HASTA DESPUÉS DE VERANO»

La Federación Vecinal, que hoy agrupa a 290 asociaciones de la región (185 de la ciudad de Madrid) insta al Gobierno local a «adoptar soluciones en clave de emergencia, si es necesario». «Es incomprensible que los nuevos contratos de limpieza, que sustituyen a los muy deficientes y polémicos contratos firmados en época de Ana Botella, repitan los déficit de estos, y no hayan sido capaces de resolver el problema de los espacios interbloque», inciden desde la FRAVM.

Los actuales pliegos incluyen el mantenimiento de calzadas, viales y zonas de aparcamiento, pero no de los espacios peatonales que se encuentran entre edificios y que a diario usan decenas de miles de vecinos.