Quantcast
sábado, 29 enero 2022 0:01

El Castillo del Retiro se convertirá en un museo meteorológico de la mano de AEMET

El Retiro, el parque más famoso de la capital, alberga numerosos espacios y emblemas que caracterizan a la ciudad y la hacen ser única en el mundo. El Castillo del Retiro es uno de los claros ejemplos de construcciones que se encuentran en el pulmón madrileño y que destaca por su singularidad a pesar de encontrase abandonado por completo.

Este motivo hace que los miles de turistas que pasean a diario por el parque ni si quiera se paren a observar la construcción a pesar de ser de un tamaño considerable. Se trata de un edificio que actualmente tiene las ventanas tapiadas y la fachada descuidada pero que en su momento fue el albergue del primer telégrafo óptico de España.

La historia del castillo se remonta cientos de años atrás durante el reinado de Isabel II, por lo que su emplazamiento puede deberse a que El Retiro era una zona fácil de proteger en caso de un ataque enemigo, de modo que en todo momento se preservase el enclave principal de las comunicaciones.

Con el paso del tiempo la telegrafía óptica fue sustituida por la eléctrica dando lugar a que el edificio quedase en desuso. En un primer momento el Ayuntamiento de Madrid cedió el castillo a la Agencia Estatal de Meteorología para albergar el Instituto Central Meteorológico. Sin embargo, el edificio a penas llevó a cabo esta función durante un tiempo, pues en 1963 la Agencia trasladó su sede a la Ciudad Universitaria, y ahí fue cuando comenzó la decadencia del Castillo.

«EL AYUNTAMIENTO DE MADRID CEDIÓ EL CASTILLO A LA AGENCIA ESTATAL DE METEOROLOGÍA»

Arcos apuntados, grandes sillares, torres con almenas…todo un grandioso castillo del Romanticismo que prometía ser símbolo del Retiro y de Madrid pero que ha acabado siendo olvidado por los madrileños. Hoy en día, tan solo encontramos frente al él un cártel en el que se explica la belleza que tuvo en su momento para que nos hagamos una idea de como era originalmente.

UN NUEVO MUSEO EN EL CORAZÓN DE MADRID

Aunque parecía que la enigmática fortaleza iba a acabar desapareciendo con el paso de los años, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decidido darle una segunda oportunidad invirtiendo en el mismo. Un total de 3,7 millones de euros para su reforma han sido aprobados por el Ministerio de Transición Ecológica con el objetivo de que sea un nuevo museo meteorológico.

El plazo de ejecución en el que se llevará a cabo la reforma de la fortaleza es de 18 meses. En cuanto a su ubicación exacta, se encuentra en el número 2 del paseo de Uruguay en una zona del parque (la zona sureste de El Retiro) que ha estado muchos años cerrada, cuya superficie es de 2,2 hectáreas.

El edificio que estará abierto al público tendrá una disposición perimetral, de modo que los visitantes puedan circular alrededor del área central del castillo siguiendo un recorrido. Respecto al exterior del edificio, se pretende mantener su aspecto original con sus torres y ventanas góticas intactas.

En su interior se podrá aprender sobre cómo eran las actividades que se realizaban en el castillo antiguamente y el funcionamiento del telégrafo óptico. El museo, en un principio, tendrá dos bloques dedicados a la telegrafía y a la meteorología. El bloque de meteorología ocupará las plantas baja, primera y la mitad Este de la azotea; mientras que el bloque de telegrafía ocupará la segunda planta y la mitad Oeste de la azotea.

Gracias a esta nueva iniciativa, el castillo tendrá un aspecto novedoso aunque conservará su esencia original, contando con un mirador en su planta superior. Desde allí se podrá contemplar la ciudad de Madrid desde una posición privilegiada en pleno centro de la ciudad.