Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 15:21

Almeida busca la complicidad del Grupo Mixto para dar luz verde a sus Presupuestos

Los últimos Plenos del año en el Ayuntamiento de Madrid están marcados por un indiscutible protagonista: los Presupuestos municipales para 2022. Estas cuentas detallan en qué se va a invertir el dinero recaudado por el consistorio madrileño y necesitan del consenso de la mayoría de los ediles capitolinos para salir adelante. El Gobierno municipal, formado por PP y Ciudadanos, presentó estas partidas hace tan solo unos semanas y la negociación de las mismas se ha visto marcada por una tensión con el grupo municipal Vox que se ha negado desde un primer momento a tender la mano a José Luis Martínez-Almeida para dar luz verde a estos presupuestos. Esto ha provocado que tras semanas de acercamientos y distanciamientos, el primer edil madrileño haya tenido que plantearse pactar finalmente con el grupo mixto para sacar adelante el proyecto de presupuestos de 2022.

El Grupo Mixto, formado por cuatro concejales escindidos de Más Madrid, tendió la mano al alcalde para negociar las cuentas municipales desde el primer momento con la única condición de excluir a Vox de la negociación. Finalmente, el alcalde ha tenido que apoyarse en estos ediles de Recupera Madrid para dar luz verde a sus partidas. Los concejales Marta Higueras, José Manuel Calvo, Felipe Llamas y Luis Cueto se ha mostrado “satisfechos” ante la decisión del regidor por “abrirse a trabajar dejando fuera a Vox”.

Por su parte, el grupo municipal Vox, sigue en sus trece de no pactar con el Gobierno municipal las cuentas. Para el grupo capitaneado por Javier Ortega Smith no son unos presupuestos adecuados para la ciudad aunque tampoco quieren sentarse a negociar las partidas. Y es que la tensión política entre el grupo ‘Popular’ y Vox se remonta hace tan solo unos meses cuando Martínez-Almeida decidió dar luz verde a su particular Madrid Central apoyándose en el entonces recién conformado Grupo Mixto. Vox no perdonó esta vicisitud y ahora se cobra su “venganza” no pactando los Presupuestos para 2022.

48 HORAS DE ENMIENDAS

Tras la tensión entre grupos por las negociaciones, las cuentas municipales se encuentran ahora en un proceso de presentación de enmiendas. El Gobierno municipal ha ampliado dicho plazo 48 horas más de las previstas para así dejar a los grupos municipales mayor poder decisional. De este modo, el área de Hacienda y Personal, que capitanea Engracia Hidalgo, ha remitido un escrito al Presidente del Pleno, Borja Fanjul, para que amplíe el plazo de presentación de enmiendas que inicialmente culminaba en el día 14 de diciembre.

Del mismo modo, también se amplía el plazo para presentación de enmiendas a las Ordenanzas Fiscales en un día, el plazo terminaba este miércoles a las 14 horas. Con esta medida el Gobierno municipal busca “agotar todas las posibilidades para aprobar un presupuesto fundamental para la recuperación económica y la cohesión social de la ciudad de Madrid”.

Algunos grupos ya se han pronunciado sobre si presentaran enmiendas o no a los números propuestos por Martínez-Almeida. Más Madrid ha presentado una enmienda a la totalidad y enmiendas parciales al proyecto de presupuestos. La formación liderada por Rita Maestre plantea enmiendas como un IBI joven de vivienda para facilitar el alquiler a jóvenes de entre 18 y 35 años o un millón de euros para un plan de salud mental, diseñado por el Colegio de Psicólogos, destinado fundamentalmente a los menores. Asimismo, Maestre no ha dudado en calificar las cuentas como “un mal presupuesto porque la mitad se hace por inercia y la mitad da pasos atrás”.

maestre: “un mal presupuesto porque la mitad se hace por inercia y la mitad da pasos atrás”

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista, con Mar Espinar a la cabeza, no ha presentado enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos de 2022 de PP y Cs en Madrid “por responsabilidad” y como “última oportunidad” advirtiendo al Gobierno “lo que supone jugar con Vox y la dinamita que son para la ciudad y para el país” pero también con críticas al Grupo Mixto al cuestionar sus principios y definirlos como “grupo supuestamente de izquierdas”. “Les tendemos la mano, les damos la última oportunidad”, ha declarado Mar Espinar en rueda de prensa.