Quantcast
viernes, 21 enero 2022 19:53

Vox hace peligrar los Presupuestos mientras el Grupo Mixto le tiene la mano a Almeida

Las cuentas municipales para 2022 peligran ante la negativa del Grupo Municipal Vox a dar luz verde a los Presupuestos elaborados por el Ejecutivo de José Luis Martínez-Almeida. Si bien hace unas semanas, el primer edil madrileño mostraba orgulloso sus partidas presupuestarias, hace unos días el grupo liderado por Javier Ortega Smith ha mostrado su negativa a apoyarlas. Ahora, el alcalde de Madrid tendrá que ceder ante las líneas rojas de Vox o mirar hacia el Grupo Mixto para sacar adelante los Presupuestos que elaboraron desde la Tesorería del Partido Popular.

Vox, el socio mayoritario de José Luis Martínez-Almeida, ha dado portazo al alcalde capitolino en cuanto a los Presupuestos. Así lo anunció Javier Ortega Smith en el último Pleno celebrado el martes 30 de noviembre. Vox ha pedido rebajar el presupuesto inicial en unos 418 millones de euros por lo que sendas partidas sufrirían importantes recortes. Estos «tijeretazos» comprometerían los grandes proyectos municipales que el Ayuntamiento de Madrid quiere llevar a cabo como son la peatonalización definitiva de la Puerta del Sol o el primer tramo del carril bici del eje Prado-Recoletos-Castellana. Pero no solo estos grandes proyectos quedarían en el aire y es que las subvenciones nominativas y las rebajas fiscales prometidas por el Gobierno municipal también peligran por la negativa de Vox.

Pero si algo preocupa al consistorio capitolino es la posible pérdida de los fondos europeos de recuperación. Los fondos Next Generation tienen plazos rigurosos y en 2022 la mayoría de actuaciones deben estar ya comprometidas. De no ser así, las ayudas se pierden obligando a que estos fondos se queden para uso del remanente de tesorería. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid aclaran que eso solo es posible tras la liquidación del presupuesto, algo que nunca se realiza antes de marzo. Además, los proyectos financiados por esa vía deben darse luz verde en el Pleno de Cibeles y se materializarían meses después de la aprobación.

Ante la negativa de Vox de sentarse a negociar, desde Cibeles ya contemplan seriamente la posibilidad de tener que prorrogar sus presupuestos de 2021 al año que viene. En el Consistorio afirman que es la primera vez en esta legislatura que la formación verde ni siquiera ha mostrado el menor interés en querer debatir las cuentas. Y, consecuentemente, los Presupuestos corren peligro a no ser que en el Pleno extraordinario que se celebrará a a final de año Vox cambie de parecer.

Es por ello que el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido al portavoz del Grupo Municipal de Vox, Javier Ortega Smith, que «deje de hacer la cobra» a los madrileños porque está seguro de que «si se sienta y negocia, aprueba los Presupuestos» de la capital para 2022. Martínez-Almeida cree que Javier Ortega Smith «le tiene que responde a los madrileños dos preguntas, una ¿por qué no se quiere sentarse a negociar? y otra, ¿qué es lo que no le gusta de estos presupuestos?». «No nos da la posibilidad de no llegar a un acuerdo, porque no se quiere sentar ni trabajar por los madrileños», ha afeado.

¿Y PACTAR CON EL GRUPO MIXTO?

La negativa de Vox a sentarse a negociar las cuentas municipales llega tras la tensión generada entre ambos grupos que habían sido aliados durante toda la legislatura. Aunque fuentes de Cibeles recalquen que Ortega Smith y Martínez-Almeida tienen una excelente relación fuera del Pleno, lo cierto es que las fricciones a nivel político entre el alcalde madrileño y Vox comenzaron con la aprobación del nuevo Madrid Central, que salió adelante gracias al pacto con el novedoso Grupo Mixto y que desató la indignación con Vox.

El Grupo Mixto, conformado por cuatro concejales escindidos de Más Madrid, iguala en número de ediles a Vox por lo que se ha convertido en un nuevo «socio útil» para el Partido Popular. Gracias al voto a favor del Grupo Mixto, el regidor conseguiría sacar sus cuentas adelante sin necesidad de dialogar con Vox. «Si Almeida prórroga es porque quiere. Recupera Madrid insiste en que estamos dispuestos a hablar y llegar a acuerdos para sacar adelante unos buenos presupuestos para Madrid. Si pierden recursos económicos para la ciudad de Madrid por no tener presupuestos, el único responsable es Almeida», destaca José Manuel Calvo, concejal del Grupo Mixto.

Y es que desde este grupo municipal aseguran no tener líneas rojas en cuanto a las partidas. «La única condición es sacar a la extrema derecha de los presupuestos madrileños. En la Comunidad de Madrid la derecha ya ha optado por pactar con Monasterio y su partido ultraderechista. Desde Recupera Madrid haremos lo imposible para que Vox no meta mano en los presupuestos, lo que afectaría gravemente a los recursos destinados contra la violencia contra las mujeres, los colectivos LGTBI, colectivos vulnerables, etc.», asevera el edil José Manuel Calvo.