Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 17:39

La Comunidad de Madrid estudia vacunar a mayores de 60 años y personal sanitario

La Comunidad de Madrid busca vacunar con una tercera dosis a los mayores de 60 y al personal sanitario y sociosanitario. Así lo ha anunciado el miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Ponencia de Vacunas. Esta propuesta se va a elevar ahora a la Comisión de Salud Pública, donde se trabajará con las Comunidades Autónomas que serán las encargadas de aprobar la medida.

Este grupo de población, en su mayoría vacunado con AstraZeneca, se suma así a las personas de residencias, pacientes considerados de alto riesgo, mayores de 70 años, que durante las últimas semanas han recibido un suero de refuerzo.

La Ponencia de Vacunas ha estado estudiando ampliarla a estos grupos desde que comenzara a inocularse la dosis de refuerzo a las personas mayores de 80 años. Sobre todo, teniendo en cuenta los estudios que hablan de una disminución de la efectividad de las soluciones anti-Covid, particularmente las de Janssen y AstraZeneca.

REPUNTE DE CASOS

El presidente, ante las peticiones de algunos presidentes autonómicos de incrementar medidas ante la pandemia, ha pedido continuar con la vacunación «sin pausa» como mejor remedio ante el repunte de casos que está habiendo en España. Además, reconoció que el momento actual, respecto a hace un año cuando la vacuna aún no estaba comercializada es mucho mejor. «Esto permitirá abordar cualquier repunte que se pueda producir», dijo en dicha ponencia.

«ES LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA ABORDAR CUALQUIER REPUNTE QUE SE PUEDA PRODUCIR»

La transmisión ha aumentado en todas las comunidades y solo Asturias es la única que se mantiene en riesgo bajo. La ciudad autónoma de Melilla y 13 autonomías, entre las que se encuentra Madrid, están riesgo medio y dos, Navarra y País Vasco, en alto.

Según los últimos datos actualizados por el Ministerio de Sanidad, más de 2 millones de españoles han recibido ya el tercer pinchado de la vacuna contra el coronavirus. La propia Agencia Europea del Medicamento autorizó en octubre la inoculación de dosis de refuerzo a la población sana con independencia de su estado de salud.

Sin embargo, dejaba en manos de las autoridades sanitarias de cada país su prescripción. Sí recomendó expresamente la administración de una dosis adicional para las personas con sistemas inmunodepresivos.