Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 16:36

Los rincones escondidos de la capital dónde disfrutar del otoño

Sí hay algo que caracteriza a Madrid en esta época del año, es que brilla con luz propia. La diversidad de sus paisajes y la multitud de rincones con los que cuenta; hacen que se convierta en el mejor destino para desconectar de la gran ciudad y disfrutar de los días libres. Y ahora que están más bonitos que nunca, te desvelamos cuales son sus mejores rincones.

A continuación, podrás disfrutar de una recopilación de los mejores rincones de la Comunidad de Madrid, bosques y jardines en las que olvidarte del ritmo frenético de la semana con familia, amigos o pareja.

JARDINES CAMPO DEL MORO

Precisamente para dejar atrás el ajetreo de la ciudad, la parada ideal es el Jardín del Campo del Moro. En este frondoso, tranquilo y silencioso jardín podrás ver hasta pavos reales y olvidarte del mundo exterior. Solo se puede acceder a él desde la Cuesta de San Vicente o la Cuesta de la Vega, por lo que es necesario darse un buen paseo hasta llegar, pero que merecerá la pena.

Este vasto jardín lleva el nombre de un líder musulmán de la Edad Media, Ali Ben Yusut, que trató de capturar la fortaleza que es ahora el Palacio Real. Cuenta con una fuente cercana al Palacio, conocida como Los Tritones y construida en 1657 originalmente para el Palacio de Aranjuez. Cuenta con otra, la de Las Conchas, diseñada en el siglo XVIII por Ventura Rodríguez y ambas, fueron trasladadas aquí en la década de 1890.

HAYEDO DE MONTEJO

Este Espacio Natural Protegido se encuentra en las faldas de la Sierra de Ayllón y pertenece al municipio de Montejo de la Sierra. Este bosque cuenta con 250 hectáreas repletas de imponentes hayas cuyas tonalidades anaranjadas. Esto hace que en esta época del año se convierte en uno de los bosques más bonitos de la Comunidad de Madrid. La belleza de este paraje natural es de tal magnitud que para disfrutarlo es necesario reservar entrada para poder recorrerlo.

PARQUE DE EL CAPRICHO

En el distrito de Barajas, encontrarás esta joya del Romanticismo. Un monumento extraordinariamente conservado al gusto del siglo XVIII, el Parque El Capricho de la Alameda de Osuna. Dentro de sus 14 hectáreas encontrarás un río artificial, lagos, bosques, jardines y construcciones que simulan tempos.

Su construcción se inició en 1789 para los Duques de Osuna, la pareja más cultivada de la aristocracia de la época, promotores de las ideas de la Ilustración y mecenas de artistas.

EL CASTAÑAR DE ROZAS DE PUERTO REAL

Este bosque incluido en la Zona Especial de Conservación, está ubicado en el municipio madrileño de Rozas de Puerto Real. Bañado por los ríos Cofio y Alberche, este espacio único alberga en su interior el Embalse de los Morales, que abastece las localidades situadas al sureste de la región.

Este castañar cuenta con una ruta de amplios caminos y escasas cuestas ideales para disfrutar con familia y niños. Además, cuenta con ejemplares centenarios de entre 20 y 30 metros de altura, y en esta época veréis como el suelo se llena de castañas, perfectas para asar en los meses más fríos.